Fracasaron las negociaciones con municipales en San Martín

El anticipo a cuenta de futu-ros aumentos generó el punto de mayor fricción. Mantienen las medidas de fuerza.





Patricio Rodríguez

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- Los municipales sindicalizados en ATE y el gobierno local no lograron acuerdo sobre el reclamo de un adelanto de 1.500 pesos a cuenta de futuros aumentos, con lo que la audiencia de conciliación terminó en un completo fracaso, tras la reanudación de un cuarto intermedio de 24 horas. Los trabajadores siguen con las medidas de fuerza, lo cual agrava la situación sanitaria en la ciudad por la falta de recolección de residuos. A pesar de los diagramas de emergencia, cientos de contenedores aparecían abarrotados de basura, a la espera de ser llevada al vertedero controlado que administra el municipio. Frente a ese cuadro y la imposibilidad de llegar a un arreglo en audiencia voluntaria, la administración municipal pidió a la Subsecretaría de Trabajo que dicte la conciliación obligatoria, trámite cuya definición se aguardaba. Tras el cuarto intermedio iniciado el lunes, las partes volvieron ayer a las oficinas de Trabajo, apenas con matices respecto de las posiciones asumidas en la jornada anterior. Los representantes del gobierno insistieron en abrir las paritarias en el marco de la discusión del convenio colectivo de trabajo, para negociar los ajustes salariales correspondientes al 2013, sin condicionamientos sobre montos y plazos. Sin embargo y siempre que a enero no se arribase a un acuerdo salarial, concedían en determinar un anticipo correspondiente a ese mes pero a pagar en febrero, siempre sin condicionamientos previos sobre el monto. El secretario de Gobierno, Guillermo Carnaghi, explicó que “es imposible que a esta altura nos impongamos un monto, cuando estamos hablando de discutir salarios en paritarias, que es como entendemos que se deben abordar estas negociaciones”. A su turno, la delegación sindical se mostró conforme con discutir los salarios del próximo año a partir de la presente semana, pero a la vez fijando como fecha tope el 15 de enero próximo para pagar un anticipo de 1.500 pesos, a cuenta de los futuros aumentos. El monto de ese adelanto, aclararon, también podía ser materia de negociación, pero -como se indicó- la contraparte oficial no aceptó tales imposiciones. Los municipales de ATE se mantenían ayer en asamblea permanente, con medidas de fuerza de hecho pero marcando tarjeta laboral, ya que oficialmente no se dispuso un paro. Los trabajadores realizaron una asamblea en el Corralón Municipal, lo que impidió el ingreso y egreso de los camiones recolectores. Los otros gremios, tales como Sitramune y UPCN, no están adheridos a las medidas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Fracasaron las negociaciones con municipales en San Martín