Francia termina la misión humanitaria por Betancourt

Negativa de las FARC a su atención médica



#

El presidente Uribe mostró avances en la lucha contra grupos armados. Para las FARC, es el "principal obstáculo" del canje.

PARÍS (AFP).- Francia anunció ayer el final de la misión humanitaria enviada hace una semana en Colombia para intentar socorrer a la rehén Ingrid Betancourt, después de su rechazo por la guerrilla de las FARC, y un próximo viaje a la región del ministro de Exteriores, Bernard Kouchner.

“El mantenimiento de la misión médica sobre el terreno ya no se justifica por el momento. Así que abandonará Colombia próximamente”, afirmó el Ministerio en nombre de Francia, España y Suiza, los tres países que integraban esta misión .

“Los tres países mediadores toman nota de la decisión del secretariado del estado mayor central de las FARC de rechazar la misión médica destinada a asistir a Ingrid Betancourt y a los otros rehenes más debilitados”, subraya el Ministerio.

En su llamado al jefe de las FARC, Manuel Marulanda, Sarkozy declaró a primeros de abril que si la rehén franco-colombiana llega a morir, “sería una falta política grave” y “un crimen” del que sería considerado “responsable” el jefe de la guerrilla marxista.

El comunicado precisa que el presidente Nicolas Sarkozy recibió “con profunda decepción” el anuncio del rechazo por las FARC de la misión médica enviada a Colombia para socorrer a Ingrid Betancourt.

“Ante esta nueva prueba”, agrega la Presidencia francesa, Sarkozy “quiere expresar a la familia de nuestra compatriota y a las de todos los rehenes que su determinación para obtener su liberación sigue intacta”.

Francia, España y Suiza lamentan “lamentan más si cabe la decisión del secretariado” del grupo. En cambio, los tres países “dan las gracias a las autoridades colombianas que les dieron, desde el principio, todas las garantías de seguridad e independencia”.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia calificaron la misión de improcedente y señalaron que nunca fue fruto de un acuerdo sino de la “mala fe” del presidente colombiano, Álvaro Uribe. Las FARC afirmaron que la muerte del número dos de las FARC, Raúl Reyes, muerto en suelo ecuatoriano el 1 de marzo, demostraba que Uribe es “el obstáculo principal y el enemigo número uno del intercambio” de presos.


Comentarios


Francia termina la misión humanitaria por Betancourt