Francisco comunica al gobierno que su carta “es auténtica”

El papa lamenta que “sembran dudas”. En Buenos Aires, el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, afirmó que “no hay pelea” entre el Vaticano y el Gobierno.



#

La carta que recibió presidencia del papa. Foto DyN

NUEVO CAPÍTULO DEL PAPELÓN

El papa Francisco aseguró hoy que “la carta de augurias” enviada a la presidenta Cristina Fernández en ocasión del 25 de Mayo “es auténtica” y “se lamentó por los que sembraron dudas” sobre su legitimidad, según informó esta mañana el Gobierno.

El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, leyó a la prensa una misiva del embajador argentino ante el Vaticano, Juan Pablo Cafiero, con quien, según el funcionario, “el Santo Padre se ha comunicado telefónicamente”.

Al leer la carta de Cafiero, Parrilli destacó que el mensaje papal “es auténtico” y que Francisco “se manifestó molesto con algunos medios que quisieron agua de la tierra árida para generar conflictos, sin tener el rigor de informar con la verdad a la sociedad”.

Paralelamente, el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, afirmó que “es verdadera” y “nunca fue falsa” la carta que envió el papa Francisco a la presidenta Cristina Fernández por el 25 de mayo y dijo que “no hay pelea” entre el Vaticano y el Gobierno.

Además, atribuyó a “una confusión, que no viene de esta casa, de esta nunciatura” el bochorno que se generó cuando el jefe de protocolo del Vaticano, el cura argentino Guillermo Karcher, desmintiera la autenticidad de la carta y hablara de “mala leche” y de “un collage falso”.

“Es verdadera, nunca fue falsa”, manifestó Tscherrig sobre la misiva en declaraciones a la prensa frente a la sede de la Nunciatura, en avenida Alvear y Montevideo, donde remarcó que “es una carta normal, un mensaje normal que se envía de un gobierno a otro gobierno”, por lo que pidió: “No aumentemos la pelea, porque no hay pelea”.

Por su parte, el vocero del Vaticano, sacerdote Federico Lombardi, ratificó que “es cierta y verdadera” la carta que el papa Francisco envió a la presidenta Cristina Fernández y que un colaborador papal, Guillermo Karcher, dijo ayer que era “falsa” y “hecha de muy mala leche”.

“Es el mecanismo de comunicación habitual para las fiestas patrias”, indicó el portavoz de la Santa Sede.

¿Por qué este cortocircuito?

Muy temprano, a las 6.30, el sacerdote argentino Guillermo Karcher, a cargo del Protocolo del Vaticano, se desdijo y aseguró que el “telegrama” enviado por el papa Francisco a la presidenta Cristina Fernández, en ocasión del 25 de Mayo, “es oficial”.

Por su parte, el secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri, reiteró que la misiva es real y recordó que anoche la misma nunciatura verificó lo que decía Parrilli. “No hay que sumar más confusión, la carta existe”, pidió.

Karcher, que ayer había negado la autenticidad de la misiva diciendo que todo era “de muy mala leche”, sostuvo que “es del Vaticano, claro, de la Santa Sede”, y precisó que “no se trata de una carta”, sino “de un telegrama de forma que se le manda a los distintos gobiernos cuando hay fechas patrias”.

“No molestó nada, simplemente que había algún error ortográfico, pero es un telegrama y puede suceder esto”, manifestó Karcher, protagonista de la insólita situación, en declaraciones a radio Continental.

El sacerdote indicó que “es oficial, así que ya está” y pidió “rectificar esto que no es carta, sino telegrama de buenos augurios, de felicitación” por la próxima fiesta patria.

“Como carta personal me parecía que no había que interpretarla así, pero ahora queda aclarado. Por eso hoy rectifico y lo hago con mucha honestidad”, puntualizó.

Karcher apenas reconoció que “hubo una mala información de base que quizás complicó un poquito la expresión” de “mala leche” que usó ayer para desmentir el mensaje.

“Queda todo claro hoy, estamos esperando el 25 de mayo para celebrarlo del mejor modo”, completó.

Ayer, después de sus duras declaraciones, el Gobierno consideró que era “absolutamente auténtica” la carta porque llegó por los canales “habituales”.

Según los secretarios de Culto, Guillermo Oliveri; y general de la Presidencia, Oscar Parrilli, la misiva “salió de la Nunciatura Católica y fue recibida por medio del trámite normal y habitual” y era “similar a otras notas que recibimos de la Nunciatura”.

“No sabemos por qué el Vaticano dijo que esta carta era falsa”, señaló Parrilli en conferencia de prensa.

“Cristina: me es grato hacerte llegar mi saludo y cercanía con motivo de la fiesta nacional, junto con mi más sentida felicitación a todos los argentinos, para quienes pido al Señor, por intercesión de María Santísima de Luján, que encuentren caminos de convivencia pacífica, de diálogo constructivo y mutua colaboración, y crezca así por doquier la solidaridad, la concordia y la justicia”, planteó el escrito.

La situación se produjo a pocos días del tradicional Tedeum que la mandataria encabezará en la Catedral Metropolitana.

El texto de la carta fue difundido poco antes de mediodía ayer en la página oficial de la Presidencia y recién fue retirada pasadas 20 luego que Parrilli y Oliveri explicaran la postura oficial.

“Enviamos la carta que dirigió el papa Francisco a Cristina y al pueblo argentino con motivo de la fiesta nacional del 25 de mayo”, planteó el mail de “Prensa Presidencia” que difundió la misiva, finalmente auténtica.

DyN


Comentarios


Francisco comunica al gobierno que su carta “es auténtica”