Frankestito, el robot creado en la UNC

Una de sus habilidades es patear penales. Lo fabricaron en la Facultad de Informática.



#

El robot es capaz de aprender a resolver problemas y los docentes lo utilizan como una herramienta educativa.

Matías Subat

NEUQUÉN (AN).- Frankestito es el nexo entre la Facultad de Informática y las escuelas secundarias. Es un robot educativo que sirve de herramienta integradora para promocionar el interés y aprendizaje de cuestiones vinculadas con la computación. El profesor Jorge Rodríguez explicó que el robot lo construyeron en la Universidad Nacional del Comahue y es el protagonista de diversas actividades para promover la enseñanza de la computación y el vínculo entre la escuela secundaria y la universidad. En el 2013 comenzaron el primer proyecto, que consiste en enseñar a estudiantes secundarios a programar a Frankestito. El proyecto de extensión “Agentes robots: acercando la escuela media a la universidad a través de la computación” trabaja con cinco escuelas: los CPEM 26, 25 y 34, el colegio Amen y el CET 14 de Fernández Oro. Está destinado a los alumnos del último año. Anualmente participan unos 160 chicos de los cinco establecimientos educativos. “Se proponen actividades de programación del robot, se les presentan problemas y durante todo el año van aprendiendo”, relató el docente universitario. Rodríguez aclaró que no sólo buscan que los chicos se interesen en carreras de la Facultad de Informática, sino que principalmente se proponen que puedan comprender el mundo tecnológico en el que están inmersos. La respuesta de los adolescentes es todo un proceso y varía según el estadio de la actividad. “Por ejemplo, hay un ejercicio que es programar al robot para que patee un penal. Al principio les parece algo inaccesible, imposible, pero a medida que avanzan y hacia el final lo ven como algo realizable, factible”, detalló. La iniciativa de tener a Frankestito en las escuelas surgió a partir de la certeza que los robots educativos llaman la atención de los chicos, los moviliza y entusiasma. También se trabajó con la Escuela Especial Laboral 2. Rodríguez mencionó que con los estudiantes que tenían alguna discapacidad, se trabajó en empoderarlos con un tipo de conocimiento no habitual en su entorno como es la tecnología. Frankestito funciona como una herramienta educativa mediante la cual se enseña a través del juego y se pone en práctica lo aprendido a través de los movimientos del robot. “Las actividades están planteadas en el contexto de la divulgación científica”, explicaron desde la universidad.

Neuquén


Comentarios


Frankestito, el robot creado en la UNC