Frases y filosofías para uso de la juventud



El primer deber en la vida es ser tan artificial como sea posible. El segundo deber aún no se ha descubierto.

La maldad es un mito inventado por la buena gente para llamar de alguna forma al curioso atractivo de los demás.

Si el pobre sólo tuviese perfiles, no habría ninguna dificultad en resolver el problema de la pobreza.

Los que ven alguna diferencia entre el alma y el cuerpo no tienen ni lo uno ni lo otro.

Un ojal realmente bien hecho es el único enlace entre el arte y la naturaleza.

Las religiones mueren cuando se prueba que son ciertas. La ciencia es el registro de las religiones muertas.

Los bien nacidos contradicen a los demás. Los sabios se contradicen a sí mismos.

Nada de lo que actualmente ocurre tiene la menor importancia.

La estupidez es el principio de la seriedad.

En todos los asuntos sin importancia, el estilo y no la sinceridad, es lo esencial. En todos los asuntos importantes el estilo, y no la sinceridad, es lo esencial.

Si uno dice la verdad está seguro, más pronto o más tarde, de haberla encontrado.

El placer es la única cosa para la que debía vivirse. Nada envejece tanto como la felicidad.

Solamente por no pagar sus facturas uno puede vivir en la memoria de las clases comerciales.

Ningún crimen es vulgar, pero toda vulgaridad es un crimen. La vulgaridad es la conducta de los demás.

Solamente los superficiales se conocen a sí mismos.

El tiempo es un derroche de dinero.

Uno siempre debería ser un poco improbable.

Hay una fatalidad en todas las buenas resoluciones. Invariablemente se toman demasiado pronto.

La única forma de compensar el ir en ocasiones supervestido es ser siempre supereducado.

Ser prematuro es ser siempre perfecto.

Cualquier preocupación con respecto a lo que es cierto o erróneo en nuestra conducta muestra un deficiente desarrollo intelectual.

La ambición es el último refugio del fracaso.

Una verdad deja de ser cierta cuando más de una persona cree en ella.

En los exámenes los tontos preguntan cosas que los listos no pueden contestar.

El vestido griego era, en esencia, poco artístico. Nada, sino el cuerpo, revela el cuerpo.

Sólo las cualidades superficiales desaparecen. El carácter más profundo del hombre se encuentra pronto.

La industria es la raíz de toda fealdad.

Las épocas viven en la historia a través de sus anacronismos.

Sólo los dioses gustan de la muerte. Apolo desapareció, pero Jacinto, que los hombres decían que se había matado, vive aún. Nerón y Narciso están siempre con nosotros.

El viejo lo cree todo; el de edad mediana lo sospecha todo; el joven lo sabe todo.

La condición para ser perfecto es estar ocioso; para alcanzar la perfección hay que ser joven.

Sólo los grandes maestros del estilo tienen éxito cuando son oscuros.

Hay algo trágico en el enorme número de jóvenes que viven en Inglaterra actualmente, pues comienzan su vida con perfiles perfectos y terminan adoptando alguna profesión útil.

El amor a uno mismo es el principio de un largo romance.

Oscar Wilde


Comentarios


Frases y filosofías para uso de la juventud