Frondoso prontuario



ROCA (AR).- Gastón Barrientos tiene un apmplio prontuario sobre sus espaldas.

El 2 de setiembre pasado fue condenado en Chubut a prisión perpetua por el crimen del cabo Carlos Corzo de la policía chiubutense, en un hecho ocurrido el 9 de junio de 2007 por el robo a un almacén.

En aquella oportunidad, la sentencia llegó luego de la declaración de una treintena de testigos, a pesar de que Barrientos siempre se declaró inocente.

Dos meses después de aquel sangriento hecho, se produjo el homicidio del policía neuquino Gabriel Jara, quien fue acribillado a tiros en pleno centro, cuando intentó identificar a Barrientos y a otro sospechoso que logró darse a la fuga a pesar del impresionante operativo policial en todo el Alto Valle.

Por este caso, la Justicia de Neuquén le dictó el procesamientio y la prisión preventiva a Barrientos, quien regresará a la U11 de Neuquén a la espera de este juicio.

Pero además, en el prontuario de Barrientos figuran robos con armas, e incluso una toma de rehenes durante un asalto a una casa de repuestos de Roca, en la que se entregó junto a su compinche, Guillermo "Mula" Páez.


Comentarios


Frondoso prontuario