Frustran plan para atacar el aeropuerto de Nueva York

El FBI detuvo a tres personas y busca a otra. Iban a atentar contra un ducto que va a la estación.





#

Autoridades del FBI y la policía local informaron sobre las detenciones y las intenciones de atacar el aeropuerto J. F. Kennedy.

NUEVA YORK.- Las autoridades estadounidenses frustraron un plan para destruir el oleoducto que alimenta de gasolina al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York y sus alrededores, informaron ayer funcionarios.

Agentes de inteligencia detuvieron a tres personas y buscaban a otra ayer en conexión al plan terrorista, señalaron las autoridades. El plan, que aún estaba en fases preliminares, no involucraba ataques a aviones o a las terminales del JFK, dijo el FBI.

Se trataba de "uno de los planes más escalofriantes que nos podamos imaginar'', señaló en una rueda de prensa la fiscal Roslynn R. Mauskopf. "La devastación que hubiera provocado este plan es inimaginable'', agregó.

Las autoridades detuvieron a Russell Defreitas, un estadounidense oriundo de Guyana y ex empleado del aeropuerto JFK. Se encuentra preso ahora en Brooklyn y se prevé que sea acusado formalmente.

Los otros dos hombres, el guyanés Abdul Kadir y Kareem Ibrahim, de Trinidad, están presos en Trinidad. Los agentes aún buscan al guyanés Abdel Nur. Los cuatro han sido acusados de conspirar para atacar el aeropuerto detonando explosivos que hubieran volado los tanques de gasolina de aleación de alto octanaje y el oleoducto.

El oleoducto transporta la gasolina desde un sector en Linden, Nueva Jersey, al aeropuerto. Otros conductos alimentan el aeropuerto de LaGuardia y Newark, los otros dos grandes aeropuertos de la ciudad.

Kadir, un musulmán que fue parlamentario de Guyana, fue detenido en Trinidad mientras realizaba una operación bancaria para "operaciones terroristas'', dijo un comandante de la policía guyanesa que habló bajo condición de anonimato. Kadir salió de su cargo el año pasado.

Los musulmanes representan el 9% de los 700.000 habitantes de la población guyanesa, la mayoría de la secta suní.

Los detenidos habían efectuado un monitoreo de los gigantescos tanques de combustible en JFK y el oleoducto. Los sospechosos, dijeron las autoridades, llevaron videos de los objetivos a Trinindad.

Agregó que las autoridades tuvieron el primer conocimiento de los planes en enero de 2006. Luego de ello, un agente se infiltró en el grupo. "Esto fue una operación conjunta del Departamento de Policía de Nueva York y el FBI'', dijo el congresista Peter King.

No es la primera vez en el último año en el que las autoridades aplacan un plan terrorista en Estados Unidos. En 2006, siete personas fueron detenidas en la planeación de un ataque contra la torre Sears de Chicago y la destrucción de oficinas del FBI y otros establecimientos. Un mes después, las autoridades desmantelaron un plan para atacar los trenes subterráneos de Nueva York en las zonas en las que están sumergidos en el agua. (AP)


Comentarios


Frustran plan para atacar el aeropuerto de Nueva York