Frustran un golpe de boqueteros



NEUQUÉN (AN).- Gracias a un vecino que dio aviso a la Policía se evitó que se concretara un boquete a una inmobiliaria del bajo neuquino.

El hecho ocurrió pasada la 1 de la madrugada de ayer cuando el comando radioeléctrico fue alertado mediante un llamado por el cual se informaba que se divisaba a un hombre en el interior de una inmobiliaria ubicada en Río Negro al 300.

De inmediato se alertó a un móvil de la comisaría Segunda que se acercó hasta el lugar del robo.

Aparentemente los delincuentes habrían divisado las luces del patrullero policial por lo que se dieron rápidamente a la fuga.

Cuando arribaron los efectivos se encontraron con un boquete en el techo de unos 50 por 70 centímetros por donde habrían ingresado a la oficina en la que se encuentra la caja fuerte de la firma, pero no tuvieron tiempo de abrirla.

Tras las inspecciones de rutina realizadas en la inmobiliaria, se pudo saber que los frustrados boqueteros no se llevaron nada de valor del lugar y tampoco olvidaron herramientas.

Sin rastros ni huellas como para dar con los delincuentes, que tampoco se sabe cuántos eran, la causa quedó caratulada como tentativa de robo y a cargo del Juzgado de Instrucción Nº 6.

Ya son tres los boquetes frustrados durante el año. El último se produjo a fines del mes pasado durante la madrugada de un domingo cuando personal de la comisaría Primera, realizando un patrullaje de rutina, descubrió a un joven tratando de hacer un boquete en un cajero automático del Banco Provincia de Neuquén ubicado en Buenos Aires al 300.


Comentarios


Frustran un golpe de boqueteros