Fue a pescar y murió tras ser arrastrado por una ola



VIEDMA (AV)- Un hombre que se encontraba pescando en el espigón de playa Bonita murió al caer de la gran piedra tras ser arrastrado por una ola. El accidente causó una gran conmoción en esta capital.

La víctima fue identificada como Roberto Carabajal, de 51 años. Hasta anoche su cuerpo no había sido encontrado.

Carabajal junto con un amigo fueron a pescar en la tarde de ayer al espigón como tantas otras veces. Varias personas incluidos niños tuvieron ayer la misma elección.

La mayoría pescaba con caña, pero Carabajal, que llevaba colocado un wader -típico equipo de pesca como un gran bombachón impermeable- trataba de capturar pejerreyes con un "medio mundo" -un aro que tiene un pequeña red-.

Es probable que el equipo impermeable le haya generado una mayor confianza a Carabajal para acercarse a las orillas del espigón, que es permanentemente bañado por las olas trasformando la gran piedra sumamente resbalosa.

Según el testimonio de quienes se encontraban en el lugar, una gran ola desestabilizó a Carabajal que cayó al agua en un abrir y cerrar de ojos.

El infortunado hombre intentó llegar a la playa nadando con gran esfuerzo mientras desde el espigón le arrojaban todo tipo de elementos para socorrerlo como cuerdas, cañas, tanzas. Nada fue posible para ayudarlo. A la desgracia se sumó que el equipo impermeable comenzó rápidamente a llenarse de agua y contrarestó el gran esfuerzo del hombre por ganar la costa.

Carabajal luchó durante varios minutos que se hicieron eternos pero desapareció en el oleaje bajo la atónita y desesperada mirada de los ocasionales testigos que gritaron, corrieron y trataron de brindar todo tipo de ayuda para socorrer al pescador que peleaba contra la embravecida corriente.

Los entendidos en el tema calculan que el equipo impermeable hinchado por el agua, como se lo observó ayer, puede pesar hasta más de 40 kilos.

El accidente ocurrió pasadas las 15.30 de ayer. Efectivos del la subcomisaría del balneario El Cóndor recorrían la zona anoche y habían decidido mantener la guardia permanente en el lugar en búsqueda del cadáver.

Apenas denunciado el hecho también colaboró en el lugar una lancha de la Subprefectura de Patagones.

Roberto Carabajal trabajaba en una empresa privada, pero hace unos años dirigió el Centro de Atención y Recreación del Adolescente -CARA- y también se desempeñó en el área social del gobierno.

El espigón, una gran punta rocosa de unos 80 metros que se interna en el mar, se encuentra a 16 kilómetros del balneario El Cóndor. Los pescadores acceden a él desde la costa a través de dos puentes.


Comentarios


Fue a pescar y murió tras ser arrastrado por una ola