Fue el tercer robo al Obispado



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Al referirse al asalto con armas del que resultó víctima el miércoles, junto con otros seis sacerdotes de la Diócesis, el obispo Fernando Maletti señaló que luego del hecho rezaron “por los que nos hacen daño”, y recordó que ese día se cumplían 16 años de la creación de la Diócesis, que fue inaugurada por el obispo Rubén Frassia.

Maletti y los sacerdotes que lo acompañaban el miércoles a las 13 en la sede del Obispado, fueron despojados de dinero y efectos personales por dos jóvenes delincuentes que lograron un botín de 4 mil pesos y otros objetos de valor. El hecho, pese a ser extraño, no constituye el primer robo que sufre el obispado, aunque en los anteriores los delincuentes no utilizaron armas.

Entre las 20 del sábado 10 de agosto de 2001 y la 1 del día siguiente, después de destruir el mecanismo de seguridad de la puerta de acceso al edificio ingresaron ladrones al Obispado, situado en la esquina de Pasaje Gutiérrez y Bajada del Paraná, y se llevaron una cámara fotográfica, un cortaplumas importado y un reloj pulsera, entre otros elementos. En esa oportunidad los delincuentes aprovecharon que esa noche el obispo Rubén Frassia participaba junto a sus colaboradores en una multitudinaria cena que se había organizado en su honor, como despedida.

A las 20 realizaron una misa de acción de gracias en la Catedral, y después ofrecieron un vino de honor que se sirvió en el Don Bosco y se prolongó hasta la 1 del domingo. Tres años antes, en otro robo, los ladrones se llevaron una importante suma de dinero y monedas de oro que guardaban en la caja fuerte del Obispado.


Comentarios


Fue el tercer robo al Obispado