Fue multitudinario el cierre de la Marcha Federal en Buenos Aires

Advirtieron además que comenzó a correr “la cuenta regresiva hacia un paro nacional”. Hubo duras críticas a Macri y también llamados a la unidad con la CGT.



1
#

La Marcha Federal terminó ayer en la Plaza de Mayo. Los organizadores estimaron en 200.000 personas la convocatoria. Amenazas de un paro nacional. (Foto: dyn )

2
#

La columna principal de la marcha, a su llegada a Plaza de Mayo.

Agrupaciones políticas, sociales y gremiales cerraron ayer la Marcha Federal con una advertencia al gobierno sobre el inicio de una “cuenta regresiva” hacia un paro nacional convocado por las centrales sindicales contra la política económica y en reclamo del abordaje una “agenda de los trabajadores”. La movilización fue la reedición de una marcha similar que se realizó en 1994 durante el gobierno de Carlos Menem.

“Empezó la cuenta regresiva de ese paro nacional convocado por todas las centrales sindicales del país para decirle al gobierno que hasta acá llegó el ajuste, y a partir de acá discutimos la agenda de los trabajadores”, sostuvo el jefe de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, durante el multitudinario acto en Plaza de Mayo.

En tanto, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, sostuvo que si “no hay respuestas” de la administración de Mauricio Macri, “va a haber paro nacional más temprano que tarde”. “O cambia la política económica o acá va a haber lucha todo el tiempo, con paros y movilizaciones”, advirtió Micheli.

Del cierre de la movilización, que fue convocada por las dos fracciones de la CTA y comenzó el 31 de agosto en distintos puntos del país, participaron también sindicatos de la CGT unificada, organismos de derechos humanos, agrupaciones políticas, legisladores y dirigentes de distintas fuerzas.

Durante el acto hubo llamados a la unidad por parte de los jefes de la CTA, quienes se mostraron dispuestos a avanzar en un proceso conjunto en línea con la reunificación de la CGT. “Si ellos logran dividirnos, van a lograr dominarnos”, advirtió Yasky en referencia al macrismo. Yaski dijo además que “la unidad crece y se hace fuerte”, lo que “permite decir que estamos en camino de la construcción que va a poner la agenda social que el gobierno se niega a discutir”.

Al respecto, Micheli exhortó a “dejarse de joder con el sectarismo y el interés individual o corporativo y pensar en la patria sin perder identidad”. “O estamos juntos y venceremos o hay desunión y nos derrotan’”, alertó.

Entre las críticas al Gobierno, Yasky señaló que Macri “suele padecer de un prolongado estado de ceguera y sordera”, por lo que le pidió que “no siga leyendo el diario de Yrigoyen” y “lea la realidad de lo que hay en al calle: hambre, desazón, tristeza y miedo al futuro como hace mucho que no teníamos en este país”. Además, alertó que “si no se reabren” las paritarias, “la economía del país se va a seguir hundiendo”.

Micheli cuestionó que el debate sea “ajuste violento o gradual”. “Ajuste las pelotas, ni violento ni gradual”, reclamó.

Fuerte presencia

kirchnerista

En el acto de cierre se pudieron observar carteles y banderas con leyendas a favor de la expresidenta Cristina Kirchner. Estuvieron presentes organizaciones como La Cámpora, Tupac Amaru, Kolina, Nuevo Encuentro y reconocidos dirigentes kirchneristas en una tribuna al costado del escenario. Entre ellos: Daniel Scioli, Carlos Tomada, Héctor y Mariano Recalde, Daniel Filmus, Amado Boudou y Martín Sabbatella.

La movilización fue
la reedición de una marcha similar, histórica, que se
realizó en 1994
durante el gobierno de Carlos Menem.

Datos

La movilización fue
la reedición de una marcha similar, histórica, que se
realizó en 1994
durante el gobierno de Carlos Menem.

Comentarios


Fue multitudinario el cierre de la Marcha Federal en Buenos Aires