Fue una corrida de Toros

Girolami y Josito Di Palma pusieron el 1-2 para Torino en Posadas. López quedó tercero, a pesar del recargo.



#

Gentileza(Foto: Bebu empezó a edificar su victoria en la final al sorprender a Pechito en la primera serie. Después hizo todo bien y se llevó una notable conquista en Misiones. )

En una verdadera batalla del TC en el autódromo de Posadas, volvió al triunfo Néstor Girolami, quien lideró un espectacular doblete de Torino. Lo siguió Josito Di Palma, mientras que tercero quedó José M. López, a pesar de una penalización. Una de las figuras de la séptima fecha de la etapa regular fue Esteban Guerrieri, quien en gran trabajo terminó cuarto.

Hasta el momento de las series, por lo demostrado en los ensayos y la clasificación, Pechito y su Dodge eran los rivales a vencer en Posadas.

Girolami le ganó la serie a Pechito y de pronto se convirtió en el nuevo favorito.

En un circuito donde es difícil el sobrepaso, la largada era decisiva. Bebu movió mejor que Josito Di Palma, quien nunca aflojó en su intento por ir en busca de la victoria

El primer damnificado en la lucha de los primeros metros de la final fue Omar Martínez que tuvo una maniobra muy ajustada con López en el comienzo.

Pechito fue por adentró, tocó un cono puesto para delimitar la pista y logró meterse tercero.

Martínez se complicó al perder el lugar y fueron varios los que le ganaron la pulseada al histórico piloto de Ford, pero se pudo acomodar con la salida del Auto de Seguridad por un trompo de Juan M. Angelini que lo dejó a Mariano Werner varado en la leca.

Agustín Canapino estuvo en el tumulto que propicio el AS y con el auto dañado ingresó al sector de los boxes y abandonó.

El relanzamiento no molesto al puntero que mantenía las diferencias, pero si había diversos focos de lucha como el de Lionel Ugalde con Mariano Altuna o Juan M. Silva con Juan P. Gianini.

López fue penalizado con cinco segundos por haber tocado el cono al pasar a Martínez, entonces empezó a girar casi a ritmo de clasificación.

Christian Ledesma fue uno de los protagonistas. Luchó mano a mano con Martínez y, luego, empezó a perder rendimiento.

Después, Ledesma se prendió con Norberto Fontana y Mauro Giallombardo, pero salió perdiendo y abandonó.

El clima jugó un papel importante. La lluvia comenzó a caer a pocas vueltas del final y complicó a Gabriel Ponce de León que tuvo un fuerte golpe contra el talud.

El espectáculo siguió a pesar del golpe y Diego Aventín se despistó en el mismo sitio que Ponce de León, salió hacia la tierra y casi impacta con el Ford que estaba a un costado, pero siguió.

En silencio, Guerrieri se convirtió en una de las figuras de la final y terminó cuarto.


Comentarios


Fue una corrida de Toros