Fue una hazaña de «Primordial»

Ganó por segunda vez el tradicional "Carlos Pellegrini"

Wálter Donaires llevó a una victoria a «Primordial» en el clásico más importante del turf regional. Fue ante más de 3.500 personas en el hipódromo neuquino.
NEUQUEN (AN).- Por primera vez en la corta historia del Gran Premio «Carlos Pellegrini» de Neuquén, un ejemplar logra imponerse por partida doble. Fue «Primordial», un zaino hijo de «Million Dolar», quien se adjudicó con autoridad la decimoquinta edición del clásico más importante del turf regional.

El representante de Las Sedas del mismo nombre alcanzó a Bianchi con una violenta atropellada, a 150 metros del disco y lo venció por un cuerpo y medio, en el máximo atractivo que tuvo la reunión efectuada ayer en el hipódromo «Ciudad de Neuquén».

Ni bien abrieron las puertas «Manena», salió a beber los vientos de la punta. Rápidamente, a su costado exterior se ubicó «Meta Guacha», mientras que «Bianchi» balconeaba la lucha desde la tercera ubicación y «Primordial» cerraba la marcha a varios cuerpos de ventaja.

No se produjeron variantes hasta el ingreso al primer codo, lugar donde Gustavo Méndez exigió a «Bianchi», quien pasó a encabezar el lote, mientras que Wálter Donaires comenzaba su demoledora atropellada.

Al hacer el ingreso al tiro derecho final, trató de escapar otra vez «Bianchi», pero inmediatamente «Primordial» le presentó lucha y restando 150 metros para la sentencia, dominó la carrera y, tirándose levemente hacia el lado interior, aseguró su triunfo y repitió la hazaña del año anterior.

Alegría enorme para los propietarios y allegados al zaino neuquino, que a pesar de dar ventaja en el gravamen, impuso su calidad.

Como indicaban los pronósticos, una gran cantidad de público presenció la reunión más importante de la temporada y se calcula que había más de 3.500 personas.

Entre los profesionales, la nota destacada la brindaron los de siempre: Wálter Donaires, el líder en las estadísticas, Martín Zubiri y Vicente Ramírez, quienes lograron lucidos tripletes de victorias.

Claro que Donaires ganó los dos clásicos y por eso se robó todos los aplausos en la tarde turfística neuquina.

Un festejo inolvidable

A pesar del golpe que sufrió en antes de la cuarta carrera, Wálter Donaires se recuperó y logró una espectacular victoria en el «Carlos Pellegrini» disputado en el hipódromo neuquino.

En ningún momento dudó del éxito de su conducido y en medio de los festejos manifestó que «era muy importante pasar a la historia del turf regional. Tuvimos la posibilidad y no la dejamos pasar». Agregó además que fue «en en forma consecutiva y con el hijo de «Million Dolar»».

Feliz de haberse recuperado de algunos problemas de salud que tuvo en la temporada pasada, se mostró muy satisfecho por haber ganado en los dos clásicos y por seguir encabezando las estadísticas de profesionales en el circo de Canal Cinco.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora