Fuegos artificiales para un final con respuestas

"Matrix Revoluciones" llega para batir récords.



Todo lo que tiene un comienzo, tiene un final. En "Matrix Revoluciones" -el final de la famosa trilogía de ciencia ficción- la guerra entre los humanos y las máquinas alcanza su clímax explosivo.

También en la parte final de la saga, los hermanos Andy y Larry Wachowski, guionistas y directores de Matrix, se superaron una vez más con su magia visual.

Aquellos que estimen la serie como un regalo para los ojos con muchas escenas de acción y a los que les gusta dejarse seducir por efectos especiales nunca vistos no serán decepcionados.

Los intelectuales entre los fans de Matrix pueden alegrarse porque hay respuestas a muchas preguntas planteadas en las dos primeras partes.

"Matrix Revoluciones" comienza allí donde la parte anterior terminaba con las palabras "continuará". La segunda y tercera parte conforman juntas una sola película.

La decisión de Neo (Keanu Reeves) al final de "Matrix Recargado" de romper con el automatismo del mundo informático y seguir adelante con su búsqueda de la verdad lo llevó a una situación desesperada.

Despierta en una estación de metro fría y claustrofóbica. De allí no puede salir porque le quitaron todas sus fuerzas. El cuerpo virtual de Neo está en una tierra de nadie entre Matrix y el mundo real. Su verdadero cuerpo entró en un coma profundo a bordo del barco rebelde.

Mientras Trinity (Carrie-Ann Moss) mantiene vigilia junto a la cama de Neo, los habitantes de Sión se están armando para el ataque de las máquinas esperado para dentro de pocas horas. Los potentes y destructivos "centinelas" gigantes se acercan a gran velocidad al último bastión de los humanos libres.

Mantener la fe y la esperanza en una situación completamente desesperada es el tema central de "Matrix Revoluciones".

Las luchas decisivas no sólo se llevarán a cabo en los campos de batalla, sino también en las cabezas de los líderes rebeldes. En sus manos está el destino de la humanidad.

Su voluntad de luchar por sus convicciones es socavada por las dudas. ¿Estaba Morfeo (Laurence Fishburne) bien asesorado cuando invirtió toda su fe en Neo? ¿O es que también el supuesto salvador de la humanidad no es más que un mecanismo de control desarrollado por los arquitectos de Matrix? ¿Puede confiar Neo en el oráculo? ¿O esas profecías son otro truco de Matrix?

El oráculo informa a Neo tras su liberación sobre el papel del cada vez más fuerte agente Smith (Hugo Weaving). Neo debe decidirse a iniciar la lucha final.

Para evitar la piratería, "Matrix Revoluciones" se estrena en todo el mundo al mismo tiempo.

Cuando en Europa central las letras verdes del programa informático comiencen a pasar por las pantallas las 15, lo mismo ocurrirá a las seis de la mañana en Los Angeles, a las nueve en Nueva York, a las 17 en Moscú y a las 23 en Tokio. Eso requirió una enorme logistítica.

Salas de la región no quedaron fuera de esta estrategia y se estrenarán en Village Cines Neuquén a las 11, 13.10, 13.50, 16, 16.45, 19, 19.45, 22 y 22.45 y en el cine Patagonia de Bariloche las 11.30, 15, 17.30, 20, 22.30 y en Trasnoche, a la 0.30.

Para los productores, sin embargo, habrá valido la pena.

La criatura de los hermanos Wachowski no sólo garantiza buen entretenimiento, sino también muchos dólares.

Las dos primeras partes de Matrix batieron récords de taquilla. Según se estima, "Matrix Recargado" ingresó desde la pasada primavera boreal 735 millones de dólares a nivel mundial.

Sin adelantar demasiado, los hermanos Wachowski ponen fin a su historia de una forma que dará pie a muchas interpretaciones.

Un final definitivo no existe, es el último mensaje de esta inteligente aventura de ciencia ficción.

Cuando el pulso vuelve a un ritmo normal, el espectador comienza a pensar.

No está mal que una cinta de ciencia ficción made in Hollywood consiga eso. (DPA/AR).


Comentarios


Fuegos artificiales para un final con respuestas