Fueron indagados los dos menores demorados

Ahora el juez tiene un plazo de 10 días como máximo para resolver la situación procesal de ambos que siguen bajo la protección de Promoción Familiar.



#

Los allanamientos se realizaron en el barrio Zatti. (Foto: Archivo/Marcelo Ochoa)

Caso Ochoa

Los dos menores punibles demorados en el marco de la investigación por el homicidio del matrimonio de Paulina y Félix Ochoa fueron indagados ayer.

Cerca de las 14, y cuando había disminuido la circulación de empleados y usuarios en Tribunales, los jovencitos ingresaron al juzgado penal a cargo de Favio Igoldi. Por su condición de menores punibles estuvieron asistidos por defensores oficiales y defensores de menores en la audiencia de la que además del juez Igoldi participó el fiscal de la causa Carlos Mussi.

Los dos jóvenes demorados el martes en el marco de los tres allanamientos realizados en el barrio Zatti habrían declarado y se mantendrían a disposición de la Justicia bajo la protección de Promoción Familiar por su situación de menores de edad.

Gran hermentismo se mantuvo en torno a esta audiencia de ayer en la que fueron indagados los dos demorados bajo el delito de “homicidio en ocasión de robo” tal como ha sido caratulada esta causa.

Desde el Poder Judicial sólo se informó que el juez penal de Viedma, Favio Igoldi, en sede del juzgado de Instrucción N° 2 de la capital provincial, tomó las declaraciones indagatorias a los dos menores imputados en el hecho vinculado a la investigación judicial del doble homicidio de Félix Ochoa y Paulina Valenzuela de 86 y 78 años, respectivamente.

Los dos abuelos sin vida fueron encontrados en el atardecer del 13 de agosto en el interior de la vivienda que habitaban en la céntrica Guido al 700 de Viedma.

Si bien la puerta de ingreso a la vivienda estaba cerrada no tenía llave ni estaba violentada. En las mismas condiciones se encontraba la reja que protege el frente de la vivienda. Paulina estaba sin vida en el dormitorio matrimonial y Félix en el sector de la cocina de la vivienda. Ambos tenían sus manos atadas, situación que les habría generado un extremo estres sumado a la violenta vivencia del asalto, tal vez, bajo amenaza de algún arma. Esas graves circunstancias más la vulnerabilidad de dos personas mayores provocaron la muerte de ambos por un paro cardiorespiratorio respiratorio atraumático, de probable origen cardíaco.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Fueron indagados los dos menores demorados