Fuerte arremetida del Ipross para terminar con el plus

Su cobro aumentó con las demoras en los pagos. Para ser prestador hay que firmar un acuerdo anti-plus. Aproximadamente un centenar no aceptó la exigencia.



VIEDMA (AV).- La obra social rionegrina Ipross exigió a todos los prestadores que firmen un convenio de compromiso para de ese modo -una vez más- erradicar el cobro de plus médico, que últimamente se incrementó con las demoras en el pago de las prestaciones.

El sistema entrará en vigencia en setiembre y aquel profesional que no firmó ese acuerdo quedará automáticamente fuera del listado de prestadores.

La formal renuncia de cada médico al plus habilitará a la obra social -con la Federación Médica- para suspenderlo o excluirlo del listado de prestador ante la denuncia de la irregularidad.

De un padrón de 900 prestadores, cerca de un centenar no firmó o adhirió con observaciones.

Incluso, un médico de Bariloche recurrió a la Justicia porque entendió que el convenio ofrecido es inconstitucional.

Mientras tanto, el ministro de Salud y Acción Social, Daniel Sartor ratificó que sólo se mantendrán en el sistema del Ipross aquellos prestadores que firmaron el compromiso de renuncia expresa al cobro del plus.

Destacó que esa irregularidad se incrementó en los últimos meses y “es más intolerable” en esta crisis, con el quiebre de obras sociales y el permanente aumento de la demanda en los hospitales.

Por su parte, el presidente de la Federación, Alejandro Scafidi reconoció que ya firmó entre el 92 y 93 por ciento de los profesionales aunque admitió que una treintena lo hizo con observaciones.

El dirigente confió en los resultados porque “compromete más al prestador”.

Reales exclusiones

El acuerdo individual permitirá la suspensión y expulsión de los profesionales cuando se denuncien esos casos. Actualmente, no había nada firmado por lo que el sancionado recurría a la Justicia y lograba su reincorporación al listado de prestadores. Con ese mecanismo jurídico, cuatro de los cinco excluidos de 1998 lograron su reinclusión.

Un médico de Bariloche resiste judicialmente esta obligatoriedad en la firma del convenio. Además, en la Federación Médica sobrevuela la preocupación por eventuales demandas por las cancelaciones con índices o tasas de uso, es decir, el monto que efectivamente paga la gerenciadora (que agrupa a las federaciones) por cada prestación a partir de la disponibilidad de los 14 pesos mensuales por afiliado que abona el Ipross.

En general, el pago prestacional está muy por debajo del valor real.

Por eso, el “convenio de adhesión” que regirá desde setiembre expresa el compromiso del prestador a “las normas, formas y medio de pago y modalidades del sistema capitado”.

Así, se acepta cobrar “por índice o tasas de uso” en caso “de exceso de demanda”, como también, rehusar “expresamente al cobro de plus o arancel diferenciado”.

El ministro Sartor insistió que se busca optimizar los recursos porque no hay ni habrá más recursos para el Ipross.

Anticipó una revisión de los diferentes convenios, procurando una mejor distribución de los 24,70 pesos que para cada afiliado destina el Ipross (incluyendo todas las prestaciones y los gastos de administración de la obra social).

Revisarán los convenios

El ministro Daniel Sartor confirmó que el Ipross revisará los convenios para readecuar recursos a las prestaciones reales.

Así, el funcionario anticipó la reconsideración del acuerdo de alta complejidad con la Fundación Médica de Río Negro y Neuquén, que tiene asignado unos 220 mil pesos mensuales.

En su análisis, el ministro considera que los fondos de la obra social se mantendrán pero, poco a poco, los hospitales reclamarán (a través de sus facturaciones) por las prestaciones a los afiliados del Ipross y así requerirán una porción de los recursos. Resaltó que esa participación será un buen canal de financiamiento de los hospitales, que realmente absorben la mayoría de la demanda médica. (AV)


Comentarios


Fuerte arremetida del Ipross para terminar con el plus