Fuerte baja del costo del crédito para Argentina

El gobierno tomó 700 millones de dólares de la plaza local por las que debió pagar tasas de un solo dígito, valores que no se registraban desde febrero. Con respecto a la última licitación de Letes, la Tesorería logró un abaratamiento de 4,2





En la primera colocación que realiza luego de concretar el megacanje de deuda, el gobierno consiguió ayer una fuerte reducción en el costo del financiamiento estatal entre bancos locales, al pagar por 700 millones de dólares en Letras del Tesoro tasas anuales de 7,89% a tres meses y de 9,90% a seis meses.

Si se compara estos resultados con los obtenidos en la última licitación de Letes, la Tesorería obtuvo un abaratamiento de 4,2 puntos por colocar 350 millones a 91 días frente al 12,09% registrado dos semanas atrás; en el caso de la colocación por 350 millones a seis meses, la reducción fue de 2,54 puntos respecto de la tasa de 12,44% pagada 15 días atrás.

El éxito de la colocación provocó una leve suba del 1,05 en la Bolsa, pero no ayudó al riesgo país que subió a 910 puntos básicos. De esta manera, la cartera económica rindió con éxito el primer examen que enfrenta en el mercado de capitales local tras el megacanje de deuda por casi 30 mil millones de dólares realizado la semana pasada para despejar los temores respecto a una posible caída de la Argentina en cesación de pagos.

El costo obtenido ayer para la colocación a tres meses es el más bajo desde el 20 de febrero último, cuando se abonó una tasa de 6,86% anual por igual monto y plazo en el marco del efecto positivo que provocó el blindaje financiero acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de la renuncia del ex ministro José Luis Machinea.

En el caso de la operación a seis meses, es la más barata desde el 13 de marzo cuando se pagó 8,88% anual.

Las tasas de corte fueron de 7,74% para la Lete a 91 días, y de 9,43% por los títulos a 182 días.

El costo de financiamiento en la Lete a corto plazo fue inferior al esperado por la mayoría de las consultoras que vaticinaron una tasa de entre 8 y 8,5%, debido a un escenario interno más favorable luego de la realización del megacanje que significó postergar pagos de vencimientos de deuda por 16.039 millones entre este año y el 2005.

En cambio, el resultado de la Lete a seis meses fue levemente superior a las estimaciones de los analistas privados que auguraban una tasa del orden del 9 a 9,5%.

De los 700 millones de dólares obtenidos hoy, la mitad son para renovar por el mismo plazo y moneda el vencimiento de la Lete licitada el 12 de diciembre del año pasado, en tanto que los otros 350 millones son en reemplazo de la licitación que se había suspendido el 24 de abril.

El volumen global de las propuestas de compra alcanzó a 2.838,9 millones el cuádruple del valor licitado, lo que refleja la abundante liquidez que exhibe la plaza financiera local.

En la cartera económica consideran que otro de los factores que contribuye a la reducción de costos son los acuerdos firmados con los Bancos Nación, Hipotecario y la red de Agentes y Sociedades de Bolsa para que los ahorristas compren Letes sin pagar comisiones.

Además la Comisión Nacional de Valores estableció que desde el 15 de junio los fondos de dinero tienen la obligación de poseer por lo menos 10% de su patrimonio en Letes, lo cual también jugó a favor de la licitación realizada ayer.

El spread (sobretasa que refleja el impacto del riesgo país) que pagó la Tesorería por las Letes de tres meses se ubicó en 399 puntos básicos sobre la tasa Libor, que rige en el mercado de Londres.

Este sobremargen representa una reducción de 403 puntos básicos frente a los 802 puntos básicos abonado en la anterior licitación efectuada el 22 de mayo.

(DyN e Infosic)

Cavallo viaja al Brasil

Los gobiernos de la Argentina y Brasil intentarán hoy recomponer la relación bilateral, empañada tras la decisión del ministro Domingo Cavallo de modificar la política arancelaria del bloque y sus cuestionamientos por la devaluación del real.

Cavallo se reunirá hoy en Brasilia con su colega Pedro Malán, a diez días de la cumbre de jefes de Estado del bloque, que se realizará en Asunción, Paraguay. Además de los conflictos por el intercambio comercial de varios productos, la relación entre la Argentina y Brasil se tensó en las últimas semanas, cuando Cavallo aseguró que quienes buscan la competitividad a través de la devaluación «actúan como si robaran a un vecino».

El jefe del Palacio de Hacienda sostuvo también que el Mercosur «todavía es un área de libre comercio con muchas imperfecciones» y cuestionó severamente el régimen automotriz del bloque, impulsando el libre comercio. Por ese motivo, ambos ministros aprovecharán la reunión para acordar una estrategia de profundización de la relación bilateral y analizar la situación macroeconómica de los dos países.

López Murphy: «Hay que reducir el gasto»

Las posibilidades de cumplir con la meta del déficit fiscal de 6.500 millones de dólares para el 2001 fue desechada por el economista del Centro de Estudios Macroeconómicos (CEMA), Jorge Avila, en tanto el ex ministro de Economía, Ricardo López Murphy, consideró que «es inevitable tomar medidas para restringir el gasto y aumentar su calidad».

Avila puntualizó que en los primeros cincos meses «se consumió el 70% del déficit», y afirmó que «eso pinta la gravedad de la situación, por lo que consideró que «es improbable» que se cumpla con el desequilibrio fiscal.

«A Cavallo, a quien yo veo no sólo más deslucido que en su primera gestión sino que además muy desorientado, lo veo muy preocupado por esta situación, pero lo veo reaccionando en el sentido contrario, con ofertas de planes de competitividad a diestra y siniestra, que está visto que eso no es reactivante», indicó Avila.

Por su parte, López Murphy sostuvo que el Estado argentino requiere de «varios años de mucha disciplina fiscal, reducción del gasto y reformas regulatorias».

«Vamos a tener que hacer un esfuerzo enorme», señaló el economista ortodoxo, quien consideró «vital» el recorte de gasto dispuesto durante su gestión, que a la postre le costó el puesto.

Al respecto, señaló que un aumento de impuestos como el que instrumentó Cavallo «parecía menos gravoso» que el recorte de 2.000 millones que había anunciado, «pero después se va descubriendo cuán gravoso es».

Por su parte, el secretario de Hacienda, Jorge Baldrich aseguró que «en junio habrá un superávit de entre 200 y 300 millones de dólares», si bien el déficit de mayo fue de 1.113 millones de dólares.

Con respecto al último resultado, el secretario de Hacienda explicó que «pese al nivel récord de la recaudación impositiva de mayo, influyó mucho la concentración de intereses del pago de deuda».

Rechazo sindical para el llamado a renovar los convenios colectivos

La CGT disidente que lidera el camionero Hugo Moyano y la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), de Víctor De Gennaro, manifestaron ayer su más enérgico rechazo a la convocatoria del ministerio de Trabajo, a renegociar convenios colectivos.

Mediante un comunicado, el sector de Moyano expresó que la CGT rechaza el llamado que hizo la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich, porque es «una forma que utiliza el gobierno para aplicar sin escrúpulos la Ley de los sobornos (Reforma Laboral) para bajar salarios, precarizar más las condiciones de trabajo y para ocultar el crecimiento de la desocupación».

«El gobierno, contra la opinión de la mayoría de los argentinos, expresada en los documentos de la CGT, la UIA y los obispos argentinos que reclaman un cambio de este modelo económico perverso, insiste en profundizarlo para beneficio de los grupos financieros trasnacionales», expresa el comunicado.

La nota agrega que «para ello, se requiere de alguien sin escrúpulos ni mucho menos sensibilidad social como la Ministra Bullrich Luro Pueyrredón, que lleve adelante, una ley producto del acto de corrupción más escandaloso de la historia institucional argentina».

En el parte los disidentes remarcan que «hay que odiar demasiado a los trabajadores y al Pueblo Argentino, y tener una conducta absolutamente funcional a los poderosos, para ser como es la Ministro».

«Hay que tener mucho cinismo para mentir diciendo que no se van a bajar salarios, cuando es el objetivo principal reconocido por el impulsor de esas medidas, el propio FMI».

«Las convenciones colectivas de trabajo, los sindicatos y el propio derecho laboral -algo que evidentemente ignora la Ministra de los tres apellidos- surgieron para equilibrar las evidentes desigualdades entre los dueños del capital y los trabajadores», recuerdan en el parte los disidente.

Por eso insisten con que «evidentemente, y más allá de las mentiras de la Ministra de los tres apellidos, la convocatoria solo un objetivo: bajar salarios y quitar derechos, para profundizar el proceso tendiente a quitar dignidad al trabajador y profundizar la exclusión social, todo en violación a nuestra Constitución Nacional, que a la Ministra, al Gobierno y al FMI poco le importa».

Por su parte, el director del departamento jurídico de la CTA, Horacio Meguida, opinó que si bien es un llamado a renovar convenios ultractivos, «negociar bajo amenaza es una condición desventajosa para los sindicatos».

El profesional, explicó que en la práctica «los convenios ultractivos ya han sido modificados por la voluntad unilateral del empleador, es decir de facto, y en muchos casos las ramas industriales han desaparecido por efecto de la desindustrialización».

Por eso advirtió que «va a haber muchísima dificultad para conformar las comisiones negociadoras, producto de la falta de interés de negociar colectivamente por parte del empresariado».

Meguida acotó además que la convocatoria del ministerio de Trabajo «no tiene ninguna posibilidad de mejorar las actuales condiciones de trabajo».

«Por el contrario -dijo-, los sectores patronales que la impulsen van a intentar una negociación a la baja para desregular condiciones salariales y laborales». (DYN/EFE)


Comentarios


Seguí Leyendo

Fuerte baja del costo del crédito para Argentina