Fuerte guerra de tarifas entre compañías aéreas

Las empresas de aviación que realizan vuelos de cabotaje en el territorio argentino desataron esta semana una lucha sin cuartel para captar usuarios. Apelaron para ello a rebajas en los montos de los pasajes que se ubican entre el 30 y el 50%, según los destinos.



El valor de los pasajes

(Infograma)

La abrupta caída de la demanda del servicio aéreo de cabotaje se reflejó rigurosamente también en la región. Las estimaciones hablan de una merma de más del 30% y los operadores turísticos y de viajes opinan que la implementación de tarifas promocionales como recurso para contrarrestar la crisis, es una estrategia de corto plazo, porque las empresas trabajan a pérdida y no la podrán mantener en forma permanente.

“No se trata de miedo a volar, sino de falta de dinero para pagar el pasaje”, coincidieron fuentes consultadas sobre el motivo de la drástica disminución de la demanda. Con ello descartan que obedezca al temor a subir a los aviones tras los atentados a las Torres Gemelas y el Pentágono.

“Las ventas habían bajado ya antes de los atentados y aunque sí cabe señalar que influyeron, ello sólo se registró en vuelos con destino aquel país”, dijeron desde una agencia de turismo.

La agresiva política de las promociones la lidera en estos momentos ARG (ex Lapa), que tiene un costo de 142 pesos (incluidos impuestos) para el pasaje ida y vuelta a Buenos Aires.

“La época que marcó el tope de la “guerra” de tarifas fue en el “99, cuando Lapa llegó a vender el viaje a Buenos Aires a 49 pesos”, recordó un agente turístico. “No creo que sea esta la manera segura de recuperar el pasaje que se perdió a manos del ómnibus, lo que tendrán que buscar las empresas será una flexibilización que les permita ofrecer tarifas razonables y duraderas. Esta batalla “sanguínea” no resuelve el problema”, añadió.

No existen cálculos precisos sobre quiénes son los que han desistido de viajar en avión, pero desde una agencia de viajes dijeron que se trataría de los particulares, porque las empresas -petroleras e internacionales de diversos rubros-, conservan sus contratos.

“La reducción de tarifas la empezó Aerolíneas, pero ARG replicó con una tarifa más baja aún. Las ventajas no sólo son los precios, sino también la eliminación de las restricciones. Algunas empresas ya sacaron los máximos y mínimos de días para estadías o no cobran recargos por cambios de días u horas de viaje. Incluso, proyectan continuar con las facilidades”, añadió la fuente.

Desde las oficinas de una empresa admitieron que con la promociones “se trata de recuperar pasaje” y que si bien los particulares son el objetivo principal, “las empresas no dejan pasar las ofertas y las toman. Eso se admite cuando se hacen los contratos”.

La batalla comercial se libra en medio de una fuerte retracción del mercado aeronáutico, que en setiembre llegó al 31,8% , y en momentos en que la economía argentina acumula 40 meses de recesión.

Fuentes de Aerolíneas Argentinas dijeron que desde que se lanzó la campaña promocional, el pasado lunes, la centralita de consultas ha “colapsado” con cerca de 10.000 llamadas diarias. Las ventas también han aumentado, en torno a 700 billetes diarios, un nivel muy por encima de lo que tenía hasta ahora.

Por su parte, Encarnación Ezcurra, portavoz de Southern Winds indicó que la firma “acepta la competencia que se ha desatado por el relanzamiento de Aerolíneas, pero sus tarifas no van a bajar más allá de lo razonable”. (AN/AR/EFE)

Caída en vuelos de cabotaje

Las cifras correspondientes a setiembre proporcionadas por el INDEC confirman un dato que podría explicar, en parte, esta denominada “guerra de las tarifas” entre compañías de aviación. El organismo nacional indicó que uno de los rubros de transporte que más se vio afectado durante dicho período fue la aeronavegación de cabotaje, cuya demanda declinó un 31,8%, mientras que en el servicio internacional la baja fue de 22,9%.

No sólo es complicado el panorama para este tipo de empresas por la baja de la demanda y la fuerte competencia que hoy existe en el mercado, sino que a ello hay que sumarle otro tipo de situaciones que ponen en aprietos las finanzas de las mismas.

En este sentido, la firma que administra la mayoría de los aeropuertos de Argentina presentó ayer una demanda judicial contra Aerolíneas Argentinas, controlada por capitales españoles, a la que le reclama deudas por unos 5,53 millones de dólares. La demanda, presentada ante un juez comercial de Buenos Aires por Aeropuertos Argentina 2000, puede desembocar en una petición de quiebra de la aerolínea, dijeron portavoces de la empresa de servicios aeroportuarios. (EFE/AR)


Comentarios


Fuerte guerra de tarifas entre compañías aéreas