Fuerte pedrea en Río Colorado

RÍO COLORADO (ARC).- El sector frutícola de esta zona resultó otra vez castigado por factores meteorológicos adversos que afectaron en gran medida la producción de las distintas variedades.

En esta ocasión fue la fuerte pedrea que se registró en la tarde del martes en el sector de colonia Juliá y Echarren -que se extendió durante unos cinco minutos- y produjo daños en las plantaciones, cuyos frutos se encuentran en pleno desarrollo.

De acuerdo con los datos recogidos, la manga de granizo afectó el fondo de la colonia, una parte de Juventud Unida y el sector denominado comúnmente "la costa de monte", por lo que se deduce que fueron varios los chacareros afectados.

Consultado el presidente de la Cámara de Productores, Rubén Pérez, señaló que aún es apresurado hacer una evaluación de las pérdidas ocasionadas y que para ello habrá que esperar unos días más. Al respecto agregó que en la manzana quedan las marcas del impacto y que eso perjudica la calidad de la misma, mientras que en el carozo se puede salvar porque se ralean los frutos golpeados.

En ese sentido, vale mencionar que como se está en la etapa en la cual el productor realiza las tareas de raleo, permite que con paciencia se pueda ir quitando la fruta afectada por el granizo y de esta manera, mitigar considerablemente las pérdidas.

Otro de los aspectos que ayudaron a reducir los daños fue el hecho de que buena parte de la granizada se registró juntamente con lluvia.


Comentarios


Fuerte pedrea en Río Colorado