Fuerte polémica por la política energética de Sobisch

Los representantes del oficialismo defendieron la decisión del gobernador Jorge Sobisch de prorrogar los contratos de las empresas petroleras que operan en la cuenca neuquina. Los referentes de la oposición reeditaron el debate que se originó cuando se extendió la concesión del yacimiento Loma de la Lata, el reservorio de gas más rico del país que explota Repsol.

NEUQUEN (AN).- La decisión del gobernador Jorge Sobisch de prorrogar todos los contratos de las concesiones de los yacimientos de gas y petróleo en la provincia en favor de las empresas que controlan el negocio hidrocarburífero cosechó algarabía en las filas del oficialismo. Entre los referentes de la oposición, en cambio, dejó una mezcla de escepticismo y preocupación, que coincidieron al afirmar que es una asunto que debe pasar por la Legislatura neuquina.

El ministro de Hacienda, Alfredo Pujante, dijo en declaraciones periodísticas que la intención del gobierno es otorgar seguridad jurídica a las empresas petroleras que operan en la cuenca neuquina.

Pujante aludió al nuevo marco legal otorgado por la Constitución Nacional y el decreto 546 firmado este año por el presidente Néstor Kirchner y ratificó que la extensión de la prórroga apunta a captar "inversiones, que es lo que estamos esperando".

La vicepresidenta primera de la Legislatura, la ultrasobischista Adriana Rivas, observó que el anuncio está en sintonía con la política hidrocarburífera que implementó el mandatario provincial desde diciembre de 1999 hasta la fecha. "Lo que veo es que esa decisión es la que nos ha salvado, sino ¿qué hubiera sido de la provincia?", consignó.

Subrayó que el presidente Néstor "Kirchner felicitó a la Repsol por ser la empresa que más inversiones hizo en el país, y eso se lo debemos a la decisión política que tuvo el gobernador y que fue tan criticado en su momento".

Su par de bancada y presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, Eduardo Carbajo, dijo que "es una decisión brillante, porque es ni más ni menos que hacer lo mismo que se hizo con Repsol", cuando se prorrogó la concesión del yacimiento gasífero de Loma de la Lata-Sierra Barrosa, en diciembre de 2000.

"Al hacerlo con el resto de los contratos garantiza más inversiones", enfatizó.

Para Carbajo "en absoluto genera algún perjuicio para la provincia". "¿Por qué no repetir las cosas que se hacen bien? -puntualizó- y que fortalecen la producción, el turismo y la forestación".

Desde la otra vereda, el reelecto legislador de ARI, Carlos Moraña, replicó que "esta decisión ratifica una política neoliberal".

Recordó que durante la década de los noventa, "el negocio eran las empresas prestadoras de servicios públicos". Pero, agregó, esa tendencia empresarial "vació al país". "Y como esto ya no es negocio, el nuevo negocio para estos mismos capitales es el commodity, la explotación del petróleo, gas y la soja".

Moraña dijo que esa deter

minación implica "continuar con una explotación desregulada que no garantiza exploración". "Más allá de las actitudes asumidas por Sobisch en el pasado, son materias que deben pasar por la Legislatura -indicó-. Si no lo hace tal como ocurrió con Loma de la Lata y la áreas marginales, iremos a la Justicia si es necesario".

El electo legislador justicialista, Gabriel Romero, sostuvo que "son temas que deben pasar por la Legislatura que los debe aprobar o rechazar". Alertó que "en estas situaciones lo que no hay es un control efectivo por parte de la provincia. Tampoco acceso a la información porque no se sabe si las inversiones son reales".

NEUQUEN (AN).- El gobierno de Jorge Sobisch, al decidir la prórroga de las concesiones petroleras con un esquema similar al que se aplicó con el yacimiento de Loma de La Lata a favor de Repsol, considera "asegurar una corriente de ingresos" en función de un contexto actual favorable en cuanto a precios internacionales. La declaración pertenece al economista Heber Tappatá, que indicó la necesidad de analizar en primer término la cuestión legal de los contratos, en segundo lugar el proceso de transferencia de "las denominadas áreas secundarias" y en tercer término "tener en cuenta que se trata poner valores actuales a los ingresos futuros".

En coincidencia con declaraciones del ministro de Hacienda Alfredo Pujante, que señaló la necesidad de otorgar seguridad a las inversiones para generar un flujo de recursos por un período determinado, Tappatá sugirió "ver qué hace un concesionario que sabe que se va".

Tappatá puso como ejemplo el caso de las empresas adjudicatarias de los corredores viales que, al conocer el plazo de vencimiento de sus contratos, dejaron de invertir en el último tramo.


Comentarios


Fuerte polémica por la política energética de Sobisch