Fuerte recorte de gastos en Río Negro

Las erogaciones corrientes cayeron 31 millones de pesos en este primer trimestre del año. La causa: todas las partidas presupuestarias están siendo subejecutadas por falta de recursos.

Durante el primer trimestre del año a las arcas rionegrinas ingresaron, por recursos corrientes, algo más de 142,1 millones de pesos, cifra que representa una caída del 11% cuando se lo compara con el mismo período del año anterior.

Al analizar los gastos corrientes, las estadísticas dadas a conocer por la Contaduría General muestran que el gobierno lleva erogados 124,3 millones de pesos (ordenado a pagar) contra los 155 millones de pesos del año anterior.

El control de gastos alcanzó a los 31 millones de pesos cuando se compara un período con otro.

Este escenario presupuestario muestra que la provincia generó un superávit en estos primeros tres meses del año (ingreso corriente menos gastos corrientes) del orden de los 18 millones de pesos. Pero este resultado, que a la luz de los acontecimientos tendría que ser una señal positiva que da la administración Verani en su manejo presupuestario, está condicionado por la fuerte retracción que han sufrido los gastos corrientes en el período.

Todas las partidas presupuestarias están hoy subejecutadas por la falta de fondos.

Un ejemplo resume claramente lo mencionado. Durante el primer trimestre del año existió un compromiso de pago sobre los gastos corrientes por 124 millones de pesos. De esta cifra sólo 49,9 millones fueron pagados para cancelar obligaciones de este año. El resto corresponde a pagos de ejercicios anteriores.

Obviamente lo que no se pagó en tiempo y forma en este primer trimestre se deberá cancelar en el próximo, acumulándose así la deuda provincial.

Otro de los puntos que favoreció el superávit primario registrado en esta primera etapa del año, es el de los bajos recursos que destinó la provincia para cancelar deuda pública. En estos primeros tres meses se llevan erogados algo más de 15 millones de pesos. Durante el mismo período del año anterior el gobierno canceló compromisos, en este mis-mo rubro, por valores cercanos a los 50 millones de pesos.

El Pacto Fiscal con la Nación por la refinanciación de los pasivos permitió este oxígeno sobre las cuentas fiscales. Pero en setiembre la provincia deberá comenzar a pagar intereses, tal como reza el acuerdo entre la Nación y Río Negro, sobre una deuda superior a los 1.800 millones de pesos.

Desde el oficialismo, el optimismo por una posible mejora sobre los recursos no deja de reflejarse en los rostros de los funcionarios. Por la moratoria pues-ta en marcha recientemente espe- ran recaudar alrededor de 30 millones de pesos

Por otra parte se esperan recursos adicionales del orden de los 100 millones de pesos por la mejora sobre los ingresos por regalías. Y por último, la devaluación que ayudará sobre la recaudación impositiva.

Todos estos factores permiten entrever mayores recursos para este año. Pero esto no significa que la administración Verani pueda cumplir con las metas presupuestarias acordadas recientemente con la Nación, ya que es alta la deuda social existente que tiene hoy el gobierno provincial.

(Redacción Central)

Análisis: Nivelar para abajo

Las cifras que se manejan desde el gobierno muestran que la nueva moratoria puede dejar cerca de 30 millones de pesos en las arcas provinciales.

Pero independientemente de lo que se pueda recaudar con este nuevo "perdón impositivo" y hacia dónde se destinen estos recursos, está en debate el tema de fondo: sin ideas, el gobierno vuelve a premiar a aquellos ciudadanos incumplidores. Nivela hacia abajo cuando tendría que hacer todo lo contrario; sancionar a aquellos contribuyentes que no cumplen con el deber cívico de pagar sus impuestos para que profesores, médicos y policías puedan ejecutar las funciones que hoy les reclama la sociedad.

Aquellos contribuyentes que ingresan con deudas a esta moratoria terminan literalmente licuando sus pasivos, ya que se les permite pagar los mismos en 60 cuotas con una tasa del 10% anual.

Teniendo en cuenta una inflación del 100% anual como se proyecta para este año, el moroso terminará pagando no más de 30 pesos por cada 100 que originalmente debía.

Frente a este escenario habría que preguntarse qué es lo que está estimulando el gobierno con este tipo de medidas: el ingreso de contribuyentes al sistema o el aumento de morosos por la inexistencia de premios y castigos en una sociedad cansada de hipocresías.

Viedma espera una mayor recaudación

VIEDMA (AV)- La administración comunal de Viedma proyecta captar de los deudores unos 300.000 pesos, en el marco de la puesta en marcha del Plan de Regularización Tributaria y otros beneficios impositivos para los contribuyentes, según anunció ayer el intendente Gustavo Costanzo.

En apenas tres días de iniciado el operativo, las cajas municipales pasaron a recaudar de 4.000 pesos diarios a 19.000 como producto de la buena aceptación que está teniendo una de las opciones que brinda el plan y que prevé disminuciones de capital por pago contado.

Durante una conferencia brindada por el jefe comunal, el secretario de Hacienda, Roberto Brusa, y el director de Rentas, José Fracassia, destacaron que con este programa "el dinero del contribuyente valdrá 40% más para las cuentas municipales" tomando en cuenta que se reconoce 1,40 pesos por cada peso que arrima el contribuyente. Los empleados del área Rentas atenderán de ahora en adelante el requerimiento de los morosos en el horario de 8 a 12.30, aunque el titular del organismo indicó que se prevé una ampliación e incluso se trabajará hasta el sábado en que caduque la vigencia del plan.

Las autoridades comunales señalaron que aquellos deudores que están siendo enjuiciados por el municipio podrán formalizar convenios, de acuerdo a las distintas modalidades, por lo tanto "si viene arreglar se paraliza el proceso judicial". En la actualidad, los abogados del municipio enviaron a juicio a unos 1.000 contribuyentes para recuperar unos cuatro millones de pesos.

La preocupación de las autoridades es que la recaudación cayó mensualmente en los últimos tiempos del 50 al 26%, y paralelamente existen compromisos contraídos con proveedores y con los trabajadores por 800.000 pesos.

Una de las facilidades que prevé el plan es que los contribuyentes podrán ir pagando hasta en 12 cuotas y tendrán un período de gracia por el pago de la tasa actual.

No obstante, Fracassia aclaró que la cuota de regularización nunca será más baja que lo que el contribuyente debía abonar.

La ordenanza No. 5.090 que entró en vigencia la semana pasada estableció numerosas variantes para que los contribuyentes puedan pagar.

Junto a la modalidad para contribuyentes que no registran deudas que pareció haber tenido más éxito en principio, rige también una segunda alternativa que prevé la adhesión a la operatoria manteniendo durante los doce meses subsiguientes, el pago de sus obligaciones mensuales.


Comentarios


Fuerte recorte de gastos en Río Negro