Fuertes críticas al pedido de mano dura

"La conflictividad surge por la falta de respuestas", dicen desde la oposición.

#

Dirigentes políticos y gremiales salieron a cuestionar al gobierno.

NEUQUÉN (AN).- "La solución de los conflictos tiene que pasar por un atención de la raíz de los problemas más pronta y eficaz. Porque la conflictividad es consecuencia de la enorme cantidad de problemas sociales en la provincia". De esta manera, el referente del Frente Grande, Raúl Podestá, pidió mesura al gobierno provincial para tomar las decisiones frente a la escalada de declaraciones que exigen reprimir ocupaciones y piquetes.

Desde ATEN, Marcelo Guagliardo pidió a "todos los sectores políticos de Neuquén" que se expresen en contra de "quienes condenan la protesta social". "Es alarmante lo que dice Pechi Quiroga, lo que dice el gobernador y lo que dicen quienes tienen poder de decisión", señaló frente a las declaraciones públicas que en la semana se posicionaron contra las protestas sobre rutas y calles.

"La solución no pasa por comprar equipamiento. Es preocupante que se esté pensando en mejorar la técnica para reprimir los conflictos, en vez de solucionarlos", agregó respecto del nuevo armamento "de disuasión social" que está probando la policía provincial, tal como reveló ayer "Río Negro".

Rodolfo Canini, del MUN, afirmó que el gobierno "va por muy mal camino" y que "si los problemas reales no se solucionan, se irá agravando la situación por más palos que peguen".

Ayer este diario informó que un grupo de empresarios y estancieros -sin precisiones oficiales, las versiones indican que son más de 400- presentaron una nota al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para exigir que ante ocupaciones de tierras, en forma inmediata se utilice la fuerza policial para desalojar.

"Hay que sentarse con las comunidades, con los representantes genuinos de los sectores mapuche, para ver sus reclamos y para separarlos de otros reclamos que no son legítimos", dijo Podestá frente a las demandas de los empresarios y estancieros.

El ex intendente de Zapala recordó que la escalada represiva "que tuvimos en el anterior gobierno" derivó en una muerte, la de Carlos Fuentealba, y que es ese el peligro cuando "no se dan respuestas". "El gobierno debería hacer una autocrítica y saber que si quizás atendiera los reclamos con eficacia, habría menos conflictos", consideró.

Canini cargó contra los empresarios "que presionan a la Justicia", y criticó la atención de sectores políticos del oficialismo y de la oposición a esas demandas. "Es una vergüenza que en vez de resolver los problemas, los políticos se encarguen de buscar guerrilleros", dijo.


Comentarios


Fuertes críticas al pedido de mano dura