Funcionarios argentinos asistieron a la celebración en Roma





BEATIFICACION DE JUAN PABLO II

Miles de argentinos siguieron hoy la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II por televisión en catedrales de todo el país, mientras legisladores y funcionarios nacionales que asistieron a la celebración en Roma manifestaron “emoción” y resaltaron la voluntad por la paz del nuevo beato.

“Juan Pablo II, beato para el mundo”, fue el grito espontáneo y entre lágrimas que corearon miles de fieles, en su mayoría jóvenes, que colmaron la catedral de Buenos Aires tras observar en las pantallas que se descubría la fotografía con imagen oficial de Karol Wojtyla beato.

Ese instante también fue resaltado por el canciller Héctor Timerman, el senador nacional José Pampuro, el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y el diputado Eduardo Fellner quienes participaron en la plaza San Pedro del actos en representación del gobierno argentino.

Aquí y allá, un aplauso espontáneo, prolongado y cerrado siguió a la fórmula de proclamación pronunciada por Benedicto XVI: “Concedemos que el venerado Siervo de Dios Juan Pablo II, Papa, sea de ahora en adelante llamado beato”.

También fue muy aplaudida la referencia de Benedicto XVI a los viajes apostólicos que realizó su sucesor, dos de los cuales -en 1982 y 1987- fueron a la Argentina.

“Juan Pablo II recorrió incansable vuestras tierras caracterizadas por la confianza en Dios”, subrayó el pontífice en español, al tiempo que pidió que “desde el cielo os acompañe siempre su intercesión para que la fe de vuestros pueblos se mantenga en la solidez de sus raíces y la paz”.

El presbítero Mario Miceli, a cargo de la organización de la vigilia, destacó el clima de “fiesta, oración y cánticos” que se vivió en la catedral porteña, colmada de jóvenes, pero también de familias y personas ancianas que esperaron desde anoche la transmisión de la ceremonia.

“Esto superó nuestras expectativas. Participó gente de lugares alejados de la catedral y con realidades (sociales) muy distintas. Esto también es fruto de la universalidad de Juan Pablo II”, dijo a DyN el sacerdote.

El senador Pampuro, también en diálogo con esta agencia, resaltó que fue “impresionante” la ceremonia de beatificación y destacó que mañana se hará un homenaje a Juan Pablo II por su mediación en el conflicto por el canal de Beagle que puso al país al borde de una guerra con Chile en la década de 1980.

Más tarde, en la catedral metropolitana, el cardenal Jorge Bergoglio ofició una misa junto con la comunidad polaca local.

En la plaza San Pedro, del Vaticano, una representación eclesiástica fue presidida por el cardenal Estanislao Karlic.

El ex embajador ante la Santa Sede, Esteban Caselli, y el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, coincidieron en destacar la “gran emoción” que sintieron cuando el actual Papa confirmó la beatificación de Juan Pablo II.

El legislador kirchnerista, quien conoció a Juan Pablo II cuando visitó Salta en su viaje a la Argentina en 1987, subrayó que “ese ejemplo de vida que fue Juan Pablo II nos conmueve a todos”.

Caselli resaltó la figura de Juan Pablo II al señalar: “Yo lo llamaría ‘el hombre del siglo’, lo único que hizo fue recorrer el mundo para llevar el evangelio, hacernos llevar el bien y parar las guerras y pedir por el ser humano”.

La espera de la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II se replicó en otras catedrales, plazas y colegios de las diócesis argentinas con el lema “No tengan miedo”, palabras que el pontífice pronunció al asumir en 1978.

El tributo local al beato Juan Pablo II seguirá el miércoles en la sede de la Universidad Católica Argentina, en Puerto Madero, con un acto con testimonios del pontífice y una nueva misa del cardenal Bergoglio.

Agencia DyN


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Funcionarios argentinos asistieron a la celebración en Roma