Funcionarios deudores del BPN aportaron a campañas del MPN

Algunos, además, revistan en altas jerarquías del banco provincial. Nombres, cifras y los casos más singulares.



Un cruzamiento de la nómina de aportantes a las campañas electorales del Movimiento Popular Neuquino y del llamado "Movimiento de las Provincias Unidas" en las elecciones de legisladores nacionales y de presidente de la Nación realizadas en octubre del 2007, exhibe entre ellos a funcionarios provinciales que, a la vez, eran deudores del Banco de la Provincia de Neuquén según la central de información del BCRA, cuyos datos más recientes son del 8 de agosto ultimo.

Algunos de esos funcionarios lo fueron, o lo son todavía, del BPN. El caso más notorio es el de Carlos Alberto Sandoval, quien formó parte del directorio del banco durante los tres mandatos de Sobisch hasta que, cuando el escándalo desatado por el caso Temux llegaba a su punto culminante, salió de la línea de fuego y se fue a un cargo de subsecretario en la administración central. Sandoval aportó 10.000 pesos a la campaña electoral de Sobisch, y al 8 de agosto de este año tenía una deuda con el BPN de 44.900 pesos. Otro integrante del directorio (y propietario de una importante empresa de transportes) Raúl Oscar Oliva, con una deuda de 16.000 pesos, aportó una suma igual. Sergio Pintado, deudor de 69.500 pesos aportó 3.000.

La calificación de deudor no significa que sean morosos. Pagan la deuda regularmente y, al momento de consultarse el registro, surge el dato del monto pendiente.

Otro caso notable es el de Ana Cecilia Estéves, quien a pesar de revistar en un cargo del banco que, como el de síndica, supone funciones de control, era deudora de 10.500 pesos y cumplió con la tarifa de 3.000 (Ana Cecilia es hermana de Alfredo, ex ministro de Empresas Públicas y también cliente de la cartera de créditos del BPN, y de Ricardo Estéves, quien sigue siendo secretario de Obras Públicas).

Una caracterizada clientela. Lamentablemente, muchos funcionarios que, como el ex ministro de Gobierno y ex vicepresidente de la Legislatura Oscar Gutiérrez, ocupaban un lugar en la cartera de morosos del BPN, pasaron en el año 2000 a refugiarse en el IADEP, con lo cual quedaron a salvo de la curiosidad periodística porque, pasados a ese organismo destinado a financiar el desarrollo productivo, convertido en una especie de triángulo de las Bermudas, los deudores desaparecieron. De modo que no se puede saber si -recurro al mismo ejemplo- Gutiérrez pagó su deuda. Sí que, como un buen soldado de la causa, aportó 10.000 pesos.

Hay, no obstante, un buen número de pasajeros del charter sobischista que fueron, a la vez, beneficiarios de la generosidad crediticia del BPN. En la lista, seguramente incompleta, figuran después de Estéves el ex secretario de Trabajo José Ernesto Seguel, con 62.500 pesos de deuda y 2.000 de aporte; la concejal Viviana Gerban, 61.300 y 2.000; el ex diputado Manuel Gschwind, 2.200 y 10.000; la ex ministra María Oscos, 6.900 y 10.000;

El concejal Jorge Chaneton, 25.800 y 2.000; el presidente del Instituto de Seguridad Social Marcelo Berenguer, 272.000 y 1.000; el ex senador Daniel Baum, 32.100 y 3.000; el ex subsecretario de Deportes Rolando Figueroa, 45.700 y 2.000; el ex vicegobernador Ricardo Corradi, 40.200 y 3.000 (y siguen las firmas).


Comentarios


Funcionarios deudores del BPN aportaron a campañas del MPN