Fútbol, Lucero y Cebolla el antídoto del Rojo

Independiente salió de perdedor y superó a Roca 3 a 1 en La Chacra. La visita arrancó ganando, pero Gonzalo Lucero y Nahuel González dieron vuelta el marcador para cortar la racha.



1
#

2
#

Gonzalo festeja con Nahuel, los autores de los goles del Rojo en La Chacra. Muy buena producción futbolística de Independiente para caminar otra vez con semblante ganador por el Federal A. (Foto: matías subat )

Las rachas son así. Claro que hay que estar bien de la cabeza para afrontar las malas. Ayer Independiente de Neuquén mostró su mejor fútbol en el momento más complicado. Fue ante Deportivo Roca, al que derrotó 3 a 1 en La Chacra.

El partido le perteneció al Rojo casi por completo. Dominó campo, pelota y situaciones durante mucho tiempo. Mario Ávila exigió con un remate de afuera y de cabeza. Juan Torralba sacó esas pelotas de gol cuando iban dos minutos de juego.

Manuel Berra y Dante Zúñiga gobernaron el medio. Carlos Fondacaro le dio el toque distintivo a los ataques y Ávila y Mauricio Villa aguantaron de espaldas. Además, los delanteros generaron infracciones que llevaron peligro al arco rival.

Torralba estuvo seguro por abajo y al mismo tiempo fue dubitativo en las pelotas aéreas.

Un par de tiros libres pasaron muy cerca, pero la suerte todavía no estaba abierta para el local.

Roca, que entregó la pelota para salir de contra, pasó muy poco la mitad de la cancha. Sin embargo, en uno de sus escasos ataques de la etapa inicial, Darío Martínez Rojas juzgó como intencional una mano de Berra adentro del área y sancionó la pena máxima.

Fernando Fernández cambió por gol cruzando el balón con su pierna derecha a los 33 para que el Depo pase al frente.

El conjunto neuquino sintió el impacto y la visita dispuso de un par de ataques con Diego Guevara pero no los terminó bien.

Tras el descanso, Fondacaro extendió su gran tarde de fútbol y exigió al arquero con un remate de media distancia.

Solana mandó a Franco Tordini por su tocayo Prieto para tener mejor salida en la derecha.

Pero el jugador que se enchufó y cambió el partido fue Gonzalo Lucero. Sobre la izquierda del ataque dejó un surco que los rivales nunca pudieron contener.

La expulsión por doble amarilla a Matías López (correctamente echado por el juez) fue un punto de inflexión, ya que de esa jugada vino el empate.

El laboratorio de Solana funcionó a pleno y la jugada preparada terminó con Villa asistiendo a Lucero, quien igualó el cotejo.

Después del desahogo, Independiente mejoró lo que ya era una buena tarea. Hizo correr la pelota, tuvo circulación y no pasó zozobras en defensa.

Con varios toques consecutivos, el equipo del Chiqui movió el balón de derecha a izquierda hasta que Pato Zúñiga le puso un pase magnifico a Nahuel González y el lateral izquierdo definió bárbaro de zurda.

Roca dispuso de su segunda chance del gol clara en el encuentro y casi termina igual que la primera. Fernández tomó un rebote en el medio y su remate desde 30 metros pegó en el palo, cruzó por atrás de Villalba y no entró de milagro. Esta vez, el Rojo ligó.

A los 36, Lucero cerró su gran segundo tiempo con otro remate que liquidó el partido. Independiente volvió a ganar, y lo hizo con su mejor fútbol.

Anotadores

Máximos puntajes

partidos sin ganar de local llevaba Independiente (entre el torneo pasado y este) antes de la victoria de ayer.

los goles que lleva el Rojo en el torneo. Uno solo es de un delantero (Ávila a Madryn).

Podio

Datos

‘‘Tenía una angustia muy grande porque no estábamos mereciendo perder. Siento el respaldo de los dirigientes y jugadores’’
Gerardo Solana, aliviado por el merecido triunfo de su equipo ayer por la tarde.
En La Chacra hubo granizo, lluvia, sol y viento cerca del final. Las condiciones meteorolígicas derivaron en un clima húmedo y pesado.

Comentarios


Fútbol, Lucero y Cebolla el antídoto del Rojo