Futuro incierto para la atención del PAMI en Bariloche

La tregua está a punto de expirar y hasta ahora se avanzó poco en la negociación.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- A fin de mes concluye la frágil tregua alcanzada por el PAMI con los prestadores privados y todavía no se avanzó en la negociación de "reglas de juego claras" que garanticen la atención futura de los 6.000 afiliados de esta ciudad.

Durante un encuentro realizado ayer en el Concejo Municipal, los jubilados plantearon su disconformidad con el servicio que presta la obra social y la fuerte incertidumbre generada por la precariedad con que se desenvuelven las prestaciones médicas. "La atención está nuevamente en peligro", advirtieron.

En una extensa nota -donde denuncia la larga lista de falencias prestacionales- el Centro de Jubilados "22 de Julio" resumió los principales puntos de preocupación que serán dirigidos a la conducción nacional En primer término reclaman información cierta sobre los convenios alcanzados para instrumentar la cobertura de los distintos niveles de atención fijados por el Instituto.

Además exigen la rendición de balances cada seis meses, la designación de auditores idóneos y una jerarquización de la sede local que otorgue "autonomía a la zona Andina" para no depender más de la Regional de Roca.

"Nosotros no vamos a parar hasta que se regularicen todas las prestaciones del PAMI, hoy la situación está atada con alambre y no la aceptamos, con remiendos no nos arreglan más", advirtió Elva Vicens, titular del Centro de Jubilados Bariloche que hizo propios los reclamos de sus pares.

La preocupación de los ancianos frente a la indiferencia de la obra social fue abonada por el presidente del Colegio Médico, Ernesto Teran, que denunció dilaciones injustificadas en la firma del acuerdo con los médicos de cabecera que cubriría el primer nivel de atención. "Se propuso un plan integral para evitar que los jubilados lleguen a tener complicaciones de salud a través de un convenio de atención de primer nivel para toda la provincia que debió firmarse la semana pasada, pero hasta hoy no tenemos nada", explicó el médico.

La última novedad que recibió la entidad colegiada del director del Prestaciones Médicas del PAMI, Néstor Scian, fue la promesa de que el convenio se formalizaría antes de fin de mes.

Preocupado por evitar que un nuevo conflicto afecte nuevamente a los jubilados el Deliberante se puso a la cabeza de los reclamos. Sin más trámites, envió ayer una nota a los responsables nacionales y regionales del PAMI solicitando "la urgente firma del convenio prometido para garantizar las prestaciones de primer nivel y el financiamiento de todos los niveles de atención médica".

Entre las principales falencias de la cobertura social los jubilados denunciaron demoras injustificadas en la autorización de las órdenes de práctica, y la existencia de "tan sólo" dos oculistas y dos dentistas para atender a 6.000 afiliados. "La situación de los afiliados al PAMI es muy grave, no tenemos cobertura de sepelios ni servicio de ambulancia y las biopsias se hacen por reintegros que no se pagan desde agosto".

También el médico de cabecera Fernando Martinel Ferreyra denunció la "preversidad del sistema". "Provocan una encerrona reteniendo los pagos, cuando mandan los fondos se produce una sobredemanda de estudios atrasados que el dinero no alcanza a cubrir y en el medio siempre te queda alguno, en el medio los jubilados se van muriendo" relató.


Comentarios


Futuro incierto para la atención del PAMI en Bariloche