G20: una “guerra” que durará

SEÚL (Télam, enviado especial)-El presidente de Corea del Sur, Lee Myung Bak, buscó ayer quitar dramatismo a la discusión desatada en torno de la denominada “guerra de monedas”, al sostener que no se deben esperar resultados concretos respecto de este tema en la Cumbre del G-20 en Seúl, y que la resolución llevará “al menos cuatro o cinco meses” de negociaciones. Lee salió de esta forma a tratar de evitar que la falta de acuerdo que existe en torno de esta cuestión empañe los resultados de la nueva cumbre del Grupo de los 20, que se llevará a cabo entre mañana y el viernes en la capital surcoreana. El presidente coreano, en diálogo con la prensa local, dijo que los países del G-20 están analizando la posibilidad de crear un grupo de trabajo que aborde esta cuestión. Hasta la semana pasada, el presidente coreano reconocía que esta cuestión debía ser central en las discusiones de la Cumbre. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el mayor peligro que enfrenta la economía global es el de un retorno al proteccionismo.


Comentarios


G20: una “guerra” que durará