GABRIELA TOSCANO: Torpeza y candidez de una curiosa

La actriz se suma a una propuesta que sale del "costumbrismo" de las tiras argentinas.

#

 

BUENOS AIRES (Télam).- Gabriela Toscano, quien actúa en la tira "Amas de casa desesperadas", dijo que uno de los desafíos del proyecto constituyó en "no repetir el costumbrismo" de las series argentinas e imitar el tono del éxito de la tevé estadounidense.

En la tira, Toscano personifica a Susana Martini, una dibujante de cuentos infantiles, divorciada y con una hija adolescente, que inicia el camino de su nueva soltería plagada de torpezas de eterna adolescente.

El personaje de Toscano se debate entre el vínculo con su ex marido, Raúl Taibo, y el plomero Juan Palomino, y de quien ella se enamora, aunque en este caso deberá pelear con Carla, el personaje encarnado por Romina Gaetani.

La actriz de "Sur" y "Los machos" aporta en este rol su simpatía, su versatilidad y junto a Carola Reyna y Mercedes Morán constituyen el soporte actoral de la serie.

En un reportaje concedido a Télam, Toscano se refirió a su trabajo en el programa:

-¿Conocías la serie estadounidense?

-No la conocía porque no la había visto nunca, pero la había sentido nombrar porque Carola Reyna es fanática y por esa época estábamos trabajando juntas en teatro.

-Es una comedia, ¿pero de qué estilo?

-Es un nuevo tipo de comedia al límite, con drama y policial.

-¿Pero es una serie femenina?

-No, habla de mujeres maduras, aunque estas cuatro amas de casa son un desastre, pero es una serie que no está dedicada a las amas de casa que uno se imagina. En realidad habla de la desesperación de estas mujeres. Es una obra unisex, sobre mujeres que están al borde de un mundo perfecto e idílico. Eso está bueno porque uno sabe que no es así la vida, entonces te hace reflexionar desde otro punto de vista.

-¿Hasta qué punto no plantea todo desde un punto de vista tradicional?

-La serie plantea algo más real, como la pareja de Araceli y Martín Seefeld (Gabriela y Carlos Solís), que él la llena de regalos y ella lo que quiere es que él llegue temprano a casa para cenar. Mi personaje, por ejemplo, intenta enamorarse y se engancha con uno que tiene miles de problemas.

-¿Por qué se respetó la estética original y no se argentinizó la serie?

-Se trata de hacer todo lo más parecido posible en la estética, que parece de cuento, al original. Si hiciéramos otra cosa, no sería lo mismo, la idea es asumir un parecido. Las mujeres de la serie estamos impecables y eso muestra la diferencia de género. Al costumbrismo ya lo vimos y lo sabemos hacer muy bien. Acá prevalece una trama de muchas mentiras, engaños y cosas que no se dicen.

-¿Cómo es tu personaje?

-Susana es ingenua, crédula, le gusta investigar lo que pasa en el vecindario, es un poco torpe. Es una mujer que creyó en el matrimonio, en la pareja, y fue desilusionada. Tiene una hija de 14 años (Eliana González) que es más adulta que ella, y una madre (Ana María Picchio) que es, como ella, una eterna adolescente. Se debate entre el vínculo que todavía tiene con su ex marido (Raúl Taibo) y el plomero que llega al barrio (Juan Palomino), y de quien ella se enamora.

-¿Cómo trabajaste la composición del personaje?

-El camino para componer el personaje fue algo extraño. Nos fijamos en qué tono estaba la versión estadounidense y después dejamos de verlo para que cada una hiciera lo propio, si no hubiera sido la misma serie, pero doblada.

-¿Y qué rol juega en la trama?

-Creo que es el personaje más asociado a la trama policial de la serie, porque ella es la más interesada de las cuatro en averiguar los motivos por los cuales se suicidó Alicia (Cecilia Roth). Y, en ese sentido, va a ayudar al plomero, que está detrás de las pistas de esa muerte. Tiene una relación muy interesante con Carla (Romina Gaetani), son como amigas-enemigas, rivalizan por el mismo hombre, compiten, pero a la vez las une algo muy íntimo.


Comentarios


GABRIELA TOSCANO: Torpeza y candidez de una curiosa