"Ganamos porque estamos siempre con la gente"

Cuando las cifras ya confirmaban su amplio triunfo en las internas del Frente para la Victoria, Julio Arriaga habló en el salón de los Bomberos Voluntarios de Cipolletti, donde festejó.



CIPOLLETTI (AC).- En un festejo que por momentos se pareció, por la euforia, al de una compulsa general y no al de una interna, y menos legislativa, el candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Julio Arriaga, dijo anoche a grito limpio que "ganamos porque estamos siempre con la gente, no en una elección". Reiteró que no quiere a los dirigentes de los sectores adversarios de ayer a su lado -aquí no los nombró pero luego de votar había aludido a Soliz, Larreguy y al diputado nacional Osvaldo Nemirovsci- aunque aclaró que sí quiere a la gente. "Los que hoy los votaron a ellos, el 23 de octubre nos van a votar a nosotros", había indicado también cerca del mediodía en la escuela 248.

Los vecinos comenzaron a volcarse hacia el salón de Bomberos, en la avenida Alem, apenas comenzaron a difundirse los cómputos parciales, y más aún cuando se conocieron extraoficialmente los totales, en especial los de Cipolletti: Arriaga había triunfado con el 75%, cosechando 3.200 votos de los 4.370 que se contabilizaron.

La llegada de Arriaga al salón, con mucha música y mucho bullicio, fue a puro abrazo. Juntos -cosa que hubiera parecido imposible hasta hace poco- saltaban peronistas y cuadros del Frente Grande.

El intendente Alberto Weretilneck también fue recibido con euforia y en su discurso Arriaga lo reconoció como uno de los artífices clave del 75% logrado aquí.

En su mensaje en medio del gentío, micrófono en mano, Arriaga trajo a colación la buena performance del Encuentro, con base del Frente Grande, en los comicios de hace dos años para la gobernación, pero dijo que "en ese momento nos dimos cuenta de que a pesar de la buena elección habíamos cometido el grave error de permitir que ganara el radicalismo". consignando que a partir de ese descubrimient empezó el luego concretado acercamiento con el PJ.

No sin explicitar que la UCR lleva 23 años gobernando "con un desapego absoluto por lo que le pasa a los rionegrinos" Arriaga ponderó la construcción de una fuerza, el Frente para la Victoria, que en el 2007 "tendrá el poder para llegar al gobierno de la provincia".

Entonces agradeció la confianza del justicialismo de Río Negro, mencionando concretamente al senador Miguel Pichetto en el plano provincial y al ex legislador Carlos Hernalz en el local.

Fue duro con los primeros cuadros de los sectores a los que enfrentó en la interna de ayer. "Los dirigentes estaban comprados. No los quiero al lado mío. Sí quiero a la gente, y le voy a decir que nos apoye, que el nuestro es un proyecto abarcador".

Alberto Weretilneck, en un contacto con la prensa en medio del festejo y luego de recibir el mayor elogio de Arriaga, consideró que el logro de ayer "es un buen camino" hacia la compulsa del 23 de octubre, pero advirtió que no es lo mismo una interna que una elección con la UCR, por lo puso de relieve que hay que elaborar "muy bien el mensaje" que se le dará a la ciudadanía rionegrina.

Muchos cipoleños anoche en Bomberos le seguían poniendo, luego del discurso del político-cardiólogo, calor y color a una noche muy fría.

Arriaga se quedó largo rato, con su esposa Marcela a su lado y sus hijos, recibiendo el afecto de la gente y departiendo con todos.


Comentarios


"Ganamos porque estamos siempre con la gente"