Ganó la Alianza en Río Negro y apenas superó a la bronca

El segundo lugar fue para los votos en blanco y nulos. Falcó, Isidori y Pichetto son los flamantes senadores.

Ver infogramas:

Senadores en Río Negro

Diputados en Río Negro

Disputando espacios palmo a palmo con los votos nulos o blancos, un rival sin nombre ni apellido, sin partido que lo respalde, sin aparato ni publicidad paga, la Alianza ganó ayer la elección para senadores nacionales y diputados en Río Negro. Luis Falcó, Amanda Isidori y Miguel Pichetto serán los nuevos senadores por la provincia, mientras Julio Accavallo y Carlos Larreguy fueron electos para la Cámara de Diputados.

Fue esta la típica elección que no deja sabor a triunfo. Quién no hubiera querido obtener ese casi 30% de voluntades que cosecharon los votos nulos o blancos en la elección de ayer. Cualquier fuerza que hubiera sumado estos sufragios habría ganado por escándalo. Pero no fue así y Río Negro se erigió ayer como una de las provincias donde mayor nivel de voto "bronca" se registró en el país.

A tal punto llegó el malestar de la gente, que los votos no válidos le ganaron a la Alianza en Roca y Cipolletti y en Bariloche alcanzaron el récord del país de gente que no encontró en los partidos una opción válida para votar. (22-23)

En Viedma, esta vez el triunfo fue para la Alianza, pese a los pronósticos que hablaban de diferencias en favor del PJ.

También ayer 18 comunas de la provincia renovaron parcialmente sus concejos o eligieron convencionales y los resultados se repartieron entre la Alianza y el PJ, casi como un calco respecto del reparto actual de bancas. (Ver págs 26-27)

La Alianza venció en Río Negro aunque el caudal obtenido por el oficialismo fue similar a los votos negativos que constituyen los nulos, los recurridos y en blanco, aspecto que marca a las claras que no fue una buena elección para la coalición.

Los radicales Luis Falcó y Amanda Isidori se constituyeron así en los senadores electos con un 35 por ciento de los votos positivos, mientras el justicialista Miguel Pichetto concentró casi el 27 por ciento.

El voto negativo en la elección de senador superó en 9 mil a los que invalidaron su sufragio en la elección de diputados. De este modo, los senadores electos obtuvieron menos votos que los sufragios no válidos.

Asimismo, el aliancista Julio Accavallo y el justicialista Carlos Larreguy serán los nuevos diputados por Río Negro a partir del 10 de diciembre.

La concurrencia a las urnas rondó el 72 por ciento, que refleja -de por sí- un 10 por ciento menor de asistencia en relación a la última elección legislativa (la de 1999). En esa oportunidad, la Alianza obtuvo un 46 por ciento de los votos (que significó más de 124 mil votos) y el justicialismo un 22 por ciento (casi 61 mil adhesiones).

El voto positivo

En el reparto del voto positivo, igualmente el oficialismo perdió unos 10 puntos en beneficio del justicialismo y originó además gran dispersión de votos en los restantes partidos menores. Pero, esa característica perjudicó al Movimiento Patagónico Popular -que realizó una gran elección en Cipolletti- que cayó a la mitad del porcentaje obtenido en 1999 en la provincia y disputa el tercer lugar de los votos positivos con el partido Humanista y el Comunista.

Obviamente, el protagonista de ayer fue el voto rechazo que se manifestó de las más variadas formas. En la última elección legislativa, un 11,5 por ciento -con algo más de 31 mil votos- correspondió a los votos en blanco y nulos mientras que ayer casi un 25 por ciento expresó su rechazo. Una diferencia con relación al anterior comicio es que entonces los votos negativos mayoritariamente eran los blancos pero ahora el 85 por ciento de los rechazados corresponden a los impugnados, que conforman -en definitiva- una especial manifestación del elector.

Los resultados no fueron sorpresivos, pero dejaron en claro que una amplísima franja de la población no tiene en los partidos políticos que se presentaron, una opción válida. Todos los análisis coinciden en que la situación nacional fue la desencadenante de los millones de votos rechazo que se vieron ayer en el país.

En ámbitos radicales de Roca, varios dirigentes admitieron que de no existir la aceitada maquinaria electoral que tienen en la ciudad, otro hubiera sido el resultado. Un poco más ajustado tal vez, porque dijeron que en ningún momento vieron peligrar el triunfo en Río Negro.

Una jornada electoral que comenzó con un clima bárbaro terminó con mucho viento y horas desapacibles. El recuento de votos se hizo muy lento, casi tanto como el inicio del día de elecciones que encontró a muchas autoridades de mesa que hacían su primera experiencia en esta materia.

Roca, ámbito elegido para el festejo de los reiterados triunfos radicales, parecía no haber vivido un día de elecciones, porque anoche se presentaba desierta y en silencio. Casi sin respuesta a la bronca de la gente. (AV-AR)

Pichetto admitió con críticas

VIEDMA (AV).-El electo senador del Partido Justicialista Miguel Pichetto reconoció anoche su derrota y felicitó a los aliancistas Luis Falcó y Amanda Isidori, aunque no ahorró críticas hacia la denominada "máquina" electoral del oficialismo.

Pichetto ofreció una conferencia de prensa en la sede capitalina de la principal fuerza política de oposición.

Sobre el voto negativo señaló como "imprescindible" hacer profunda autocrítica desde la representación política, porque a su criterio "esta tendencia es muy importante y constituye un llamado de atención".

Insistió en que "nos obliga a actuar con gran responsabilidad para recuperar la confianza de los ciudadanos rionegrinos".


Comentarios


Ganó la Alianza en Río Negro y apenas superó a la bronca