Garré defiende a la Federal tras críticas

BUENOS AIRES.- El gobierno respaldó ayer la actuación de la Policía Federal en la causa de la quema de trenes que derivó en la detención del sindicalista ferroviario Rubén “Pollo” Sobrero, en contraposición con el criterio de la Justicia, que separó a esos efectivos de la investigación por considerar que habían tenido una intervención “infeliz” y los reemplazó por agentes de inteligencia. La encargada de fijar la posición del Gobierno fue la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, en un acto en el que estuvo rodeada por todos los integrantes de la cúpula de la Federal, encabezados por el jefe de esa fuerza, el comisario Enrique Capdevila. Garré dio su aval al ser consultada sobre la causa de los trenes en una breve rueda de prensa, luego de que anunció la incorporación de más agentes federales a la seguridad del área metropolitana. “Es una facultad del juez. No cabe ninguna reflexión -dijo Garré-. Estimamos que el desempeño de la Federal fue correcto, que aportó elementos de investigación importantes” en la causa. Sin embargo, a la hora de evaluar la separación de la fuerza de las tareas de investigación, dispuesta por el juez federal de San Martín, Juan Manuel Yalj, Garré minimizó el apartamiento de la Federal y la convocatoria a la Secretaria de Inteligencia (SI), que depende directamente de la Presidencia: “El juez puede necesitar más cosas”, deslizó. El miércoles pasado, Yalj apartó de la causa a la Policía Federal luego de calificar de “infelices” sus tareas y decidió reemplazarla por agentes de la ex SIDE. (DyN)


Comentarios


Garré defiende a la Federal tras críticas