Garzón quiere al ex juez Brusa

Pidió su arresto y extradición a España.



El destituido juez federal de Santa Fe Víctor Brusa integra una lista de 18 militares y civiles acusados de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, cuya detención fue solicitada por el juez español Baltazar Garzón a su colega argentino Gabriel Cavallo.

Brusa fue el primer juez destituido por el jury de enjuiciamiento de magistrados, el 30 de marzo de 2000, en un proceso en el que se ventiló el pasado del juez, quien habría consentido y tolerado torturas cometidas en una dependencia policial de la provincia de Santa Fe durante la dictadura.

Sin embargo, el jury no consideró esos hechos, sino que destituyó a Brusa por no haberse apartado de la instrucción de una causa de la que el entonces juez fue protagonista, cuando atropelló con su lancha a un joven en la laguna Setubal, al que habría abandonado sin socorrerlo.

En la lista de Garzón figura por primera vez una mujer presunta represora que sería ex policía y que habría cometido actos de tortura en una dependencia policial de Santa Fe.

Garzón pidió el año pasado la captura de 48 militares y un civil, entre los que se encontraban el ex comandante del primer cuerpo del Ejército, ex general Suárez Mason, el general retirado Omar Riveros, el ex presidente de facto Leopoldo Galtieri, y el general retirado Juan Bautista Sasiaiñ, ex jefe de la Policía Federal. Todos fueron acusados de los delitos de genocidio, torturas y terrorismo, por actos cometidos contra ciudadanos españoles durante la dictadura de 1976-1983.

El pedido de Garzón fue rechazado en su oportunidad por el gobierno argentino y por el entonces juez Gustavo Literas, al invocar primero defectos formales de la solicitud y, luego, el principio de territorialidad que impide que los militares sean juzgados en otro país.

Ahora la causa y los 18 nuevos pedidos de captura, pasaron a manos del juez Cavallo, quien en marzo declaró la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y en España tienen razones para pensar que el magistrado dará curso al pedido. Ayer se reunieron Garzón con Cavallo para hablar sobre la colaboración judicial que se prestarán.

Por otra parte, el juez Bonadío ordenó la detención de otro ex alto oficial de la ESMA en la causa en que investiga la desaparición forzada de personas y el desapoderamiento de sus bienes durante la última dictadura. (DyN)


Comentarios


Garzón quiere al ex juez Brusa