General Motors (GM), Ford y Chrysle vuelven al ruedo

Los “Tres grandes” constructores de automóviles estadounidenses resucitaron y vuelven con fuerza al salón del automóvil de Detroit, dos años después de la profunda crisis que vio a dos de ellos ir a la quiebra.

Acumulando años de pérdidas, un endeudamiento colosal y partes de mercado pasadas a manos de sus rivales asiáticos, General Motors (GM), Ford y Chrysler había sido puestos de rodillas en 2009.

GM y Chrysler debieron acogerse a la ley de quiebras ese año, evitando una muerte definitiva gracias a decenas de miles de millones de dólares en ayuda gubernamental.

Hoy, después de haber cortado drásticamente sus costos, reestructurado sus niveles de dirección y repensado sus productos, GM y Ford volvieron a obtener beneficios, GM logró incluso la mayor captación de capitales registrada en una entrada en Bolsa.

El “pequeño” de Detroit, Chrysler, que ni siquiera realizó conferencia de prensa el año pasado en el salón del automóvil porque no tenía ningún modelo nuevo para presentar, prevé volver al verde este año y entrar en bolsa en el segundo semestre.

El año pasado logró aumentar su parte del mercado y presentará dos nuevos modelos en el salón.

En lo que respecta a Ford, que logró evitar la quiebra al precio de un enorme endeudamiento, recuperó el segundo lugar en el mercado estadounidense desplazando al japonés Toyota, líder mundial, al tercero, con un salto de 19% de sus ventas anuales.

“El humor del salón debería ser mucho más festivo y las previsiones mucho más optimistas”, afirmó Jeff Schuster, analista del gabinete JD Power.

Después de haber caído pesadamente a partir de fines de 2008, las ventas en Estados Unidos subieron 11% el año pasado, a 11,6 millones de vehículos.

Los constructores prevén este año la venta de 12,5 a 13,5 millones de unidades, aunque esos niveles están lejos de los 15 a 17 millones vendidos en promedio antes de la crisis.

Si los tres constructores de Detroit “logran ganar dinero a esos deprimidos niveles de ventas, ello significa que las cosas cambiaron profundamente”, destaca David Cole, presidente del Center for Automotive Research, agregando que a “13, 14, 15 millones de unidades, este sector será extremadamente rentable”.

De todos modos, la competencia continúa siendo intensa. Unos 15 constructores mundiales estarán presentes en el salón de Detroit, y 30 a 40 modelos deberían hacer su presentación.

La atención estará centrada sobre los vehículos “verdes” -eléctricos, híbridos o compactos- por lo que los constructores renuevan sus portafolios para adherir a reglas de emisión de CO2 más estrictas.

Toyota presentará una nueva versión de su híbrido estrella, el Prius.

GM lanzará su nuevo compacto Chevy Sonic, así como un nuevo Buick compacto y expondrá su híbrido recargable Volt.

Ford podría también develar sus proyectos de un nuevo vehículo eléctrico.

Los fans de los autos de lujo no fueron olvidados. Porsche vuelve luego de cuatro años de ausencia, con su nuevo Spyder. BMW expondrá entre sus novedades el 650i convertible.

Volkswagen presentará su NMS, un modelo muy esperado, en el marco de su estrategia para desplazar a Toyota el primer puesto mundial.

El salón internacional del automóvil de América del Norte (NAIA) estará abierto al público desde el 15 al 23 de enero.

AFP


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora