Gennuso y el Soyem cruzan acusaciones por el vertedero



El intendente Gustavo Gennuso dijo que en el vertedero de residuos domiciliarios hay “sabotajes internos” y personal al que “no le gusta trabajar”, luego de que ayer quedara resuelto un conflicto gremial por malas condiciones de trabajo.

La semana pasada los empleados habían iniciado una retención de servicios por incumplimiento de un acuerdo previo por el cual el municipio se comprometía a garantizar la provisión de luz, de baños, de elementos de higiene y de ropa de trabajo.

En el marco de la conciliación obligatoria, ayer resolvieron poner fin a la medida. Pero Gennuso consideró que los problemas no quedaron superados. Dijo que existen “sabotajes”, que los tiene documentados y que realizará “alguna presentación judicial”.

También afirmó que “hay gente que quiere trabajar y otros a los que no les gusta. Si no quieren trabajar que se vayan”.

En tanto el secretario general del Soyem, Juan Fuentes, criticó que el municipio “haya gastado un millón de pesos en cámaras de seguridad para el vertedero, mientras no hay solución para cosas tan sencillas como la luz o el agua”.

En relación con la acusación de “sabotaje”, Fuentes recomendó al gobierno “que haga denuncia o que siga las vías administrativas”.

Desmintió que haya empleados de planta que se nieguen a trabajar. Y contraatacó: “los que no trabajan son los cuatro empleados políticos que hay en el vertedero, y que cobran todos más de 30 mil pesos”.

El intendente afirmó que hay personal al que no le gusta trabajar. El gremio dijo que “los que no trabajan son cuatro empleados políticos”.

Datos

El intendente afirmó que hay personal al que no le gusta trabajar. El gremio dijo que “los que no trabajan son cuatro empleados políticos”.

Temas

Bariloche

Comentarios


Gennuso y el Soyem cruzan acusaciones por el vertedero