Gerez dice que puede reconocer la voz de uno de los secuestradores

El testigo clave del juicio a Patti reveló que fue sometido a simulacros de fusilamiento y que pensó que iban a matarlo. Contó que durante su cautiverio estuvo atado de pies y manos y encapuchado, pero que le dejaban sacarse la capucha cuando estaba solo.



Buenos Aires (télam).- Luis Gerez, el militante secuestrado y liberado la semana pasada, afirmó que dijo “todo lo que sabía” y que estaba seguro de poder reconocer la voz de uno de sus captores “aún detrás de una pared”. En su relato a periodistas de Clarín y Página 12, Gerez reconoció que sintió “miedo” y que el estar secuestrado fue una situación “más tortuosa que recibir golpes”. También dijo que aunque sea doloroso, va a “poner el pecho y hablar” para contribuir al esclarecimiento de la causa, a cargo de la fiscal Andrea Palacios. Gerez negó, no obstante, que su secuestro pudiera estar vinculado a una interna del peronismo en el partido bonaerense de Escobar e, incluso, afirmó que tiene “contacto fluido con todos los compañeros”, de todas las líneas del PJ. Al relatar su secuestro, Gerez recordó que lo ataron “de pies y manos”, lo “encapucharon”, lo maltrataron y le hicieron “simulacros de fusilamiento” que lo hicieron pensar en que lo iban a matar. El militante contó que el día en que lo secuestraron había salido a la calle a comprar “pollo y cigarrillos” y que “en un momento de descuido”, sintió un auto atrás y que un hombre lo tomaba del pelo y lo metía dentro. Recordó de su traslado en la parte de atrás del auto haber pasado por un camino de tierra y luego por una ruta, sin que pudiera darse cuenta el tiempo que llevó el recorrido. El albañil insistió en que no pudo “ver a nadie” y aseguró que, aún teniendo la posibilidad de haberlo hecho, no se hubiera “atrevido”. El militante dijo no tener dudas respecto al lugar donde estuvo secuestrado, porque “aunque lo pinten, lo reconocería”. Tampoco duda de poder reconocer la voz “de uno de los captores”, que era el que lo llevaba y tiraba la cabeza para atrás en el auto”, según su relato. “Podría reconocer la voz aún detrás de una pared y sin ver a la persona”, dijo. Pero Gerez no pudo reconocer “en qué lugar” apareció porque -dijo- estuvo “dos días sin comer y sin tomar nada” y cuando lo soltaron “la mente estaba fallando”. En las entrevistas exclusivas con ambos matutinos, que se realizaron en una quinta de Escobar, estuvo presente el jefe político de Gerez y candidato a intendente de ese partido, Alberto Fernández de Rosa. Gerez está actualmente dentro del Programa de Protección de Testigos y ya no vive en la casa de su madre en Escobar ni de su esposa en San Fernando. El militante testimonió el 8 de septiembre del 2005 en contra del ex subcomisario Luis Patti, a quien reconoce por su voz como la persona que estuvo presente cuando lo torturaron en la comisaria primera de Escobar, en 1972. Respecto a su declaración ante la fiscal Andrea Palacios, este fin de semana, señaló: “Dije hasta donde yo sé, lo que vi”. El militante sugirió que si en algún momento se da cuenta que hay algo que recordó y que no dijo, no dudará en contárselo a las autoridades. Finalmente, dijo que pese al dolor declaró porque “no podía defraudar al Presidente (Néstor Kirchner), a los medios, a la policía, a Gendarmería, a las Madres”.


Comentarios


Gerez dice que puede reconocer la voz de uno de los secuestradores