Gerez negó actitud de revancha contra el juez que chocó y huyó

Insistió que reprochó su ética, inconducta moral y antisocial. Sostuvo que no produjo pruebas sobre el malogrado recorrido que hizo el magistrado el 24 de septiembre.



El fiscal general, José Gerez, rechazó el planteo de nulidad de la acusación que hizo la defensa del juez Marcelo Muñoz, en el contexto de la causa por mal desempeño. El jurado de enjuiciamiento se reunirá esta semana para definir la suerte del proceso.

El magistrado enfrenta un juri por haber chocado el 24 de septiembre pasado a una pareja con su vehículo, huir y negarse a hacer el test de alcoholemia. El 1 de noviembre fue suspendido de su cargo y se ordenó la reducción a la mitad de su salario hasta que concluya la causa. Sin embargo la retención no se concretó debido a que el juez se encuentra de licencia desde que sucedió el hecho.

“Mis manifestaciones públicas a la prensa no esconden ningún encono ni enemistad personal contra este magistrado en particular, ni con cualquier otro”, afirmó Gerez. De esta manera le respondió a Muñoz que aseguró que hay “cierto ánimo de revancha en la persona del acusador” y dijo ser un “chivo expiatorio”.

Denuncia sin relevancia

Gerez explicó que no le informó al jurado sobre la denuncia penal por lesiones que tramita en fiscalía contra el juez porque “no tiene ninguna relevancia en este proceso.” La presentación la hizo Leandro Córdoba el conductor del vehículo al que impactó Muñoz. El conflicto se encamina a resolverse mediante mediación.

“El reproche siempre ha sido de carácter ético, referido a la inconducta moral, indecorosa y antisocial del juez Marcelo Muñoz, y se ha separado expresamente de la existencia o inexistencia de delito”, sostuvo.

Señaló que Córdoba “ha sido ofrecido como testigo para el debate y eventualmente se lo podrá interrogar sobre su presentación, de la cual, adelanto, no surge ningún dato nuevo relevante con respecto a las cuestiones sometidas a este juicio de responsabilidad política.”

Insistió en que “los intentos deliberados por encubrir el siniestro, no es más que un rótulo acotado para los diferentes hechos incluidos en la apertura del juicio político (negarse al control de alcoholemia, dar versiones falsas a la policía, a los periodistas, aducir una amnesia temporal inverosímil, etcétera)”.

Negó haber producido prueba sin el control de la defensa: “La actividad que ambas partes han desarrollado hasta el momento no es más que una recopilación de datos y resguardo de evidencias: la ‘prueba’ se produce en la audiencia general en presencia del Jurado”.

Manifestó que no hubo una reconstrucción “sino una videofilmación tomada a bordo de un móvil policial de la trayectoria antes, durante y después de la colisión”.

“Es una operación reproducible todas las veces que se lo desee y al alcance de cualquier persona”, remarcó. Añadió que tampoco se encargó ninguna pericia médica: “La fiscalía simplemente se contactó con algunos especialistas y los ofreció como expertos a interrogar en la audiencia general”.

“El inverosímil ataque isquémico transitorio alegado por el acusado no lo eximiría de la responsabilidad de los hechos”.

El fiscal general José Gerez pone en duda el episodio de salud que alegó Muñoz.

Datos

“El inverosímil ataque isquémico transitorio alegado por el acusado no lo eximiría de la responsabilidad de los hechos”.

Comentarios


Gerez negó actitud de revancha contra el juez que chocó y huyó