Gigantes no levanta cabeza de local

Hizo un buen juego, pero cayó con Bolívar. El Dino estuvo a punto de llevar el pleito al tie break.



#

Martín Hernández fue uno de los artilleros del local, mientras que Alejandro Spajic resultó el mejor del juego.

Gigantes del Sur hizo un gran partido, por largos pasajes le jugó de igual a igual a Bolívar y hasta lo dominó, pero al final fue una nueva derrota como local en Picún Leufú por la Liga Argentina de voley. El 3-1 para el campeón alarga el maleficio que persigue al equipo neuquino cada vez que se presenta en el Municipal "Jorge Águila".

El primer set mostró dos equipos erráticos en el comienzo y un juego fue muy intenso en el cierre. El Dino fundamentó su producción en una buena recepción y en el bloqueo, con muy buenos trabajos de Martín Hernández y Javier Dantas en ataque (cuatro puntos cada uno).

Por el lado de la visita, que llegó a arriba en los dos tiempos técnicos (8-6 y 16-13) y en la definición por 22-20, su mayor déficit lo mostró en el saque, con el cual entregó seis puntos en el período. Guillermo García fue su artillero con seis.

Gigantes se equivocó menos en el final y festejó un 25-23.

El segundo parcial otra vez arrancó parejo. En el primer tiempo técnico, mandaba la visita por 8 a 7, que a partir de allí metió más presión con el saque. Con García y Wallace en ofensiva, pasó a dominar el juego

En Gigantes, fue Luis Gorosito el que respondió bien cuando fue convocado. Al final la ventaja para Bolívar fue de 25 a 18, para equilibrar el marcador.

En el tercero siguieron mejor las Águilas. Con García y Wallace que continuaron como recursos principales de la ofensiva. Del otro lado, el que mantenía la regularidad era Gorosito.

Los técnicos fueron para los de Javier Weber, por 8-7 y 16-12.

La reacción del representante neuquino llegó de la mano de Hernández y por las puntas, de Jerónimo Bidegain y el apuntado Gorosito. Llegaron otra vez a una definición ajustada, pero Bolívar tuvo mejores respuestas por el centro, con Alejandro Spajic y Gabriel Arroyo. Al final fue 25-23 para la visita.

En el cuarto hubo un rendimiento por ráfagas de los conjuntos. Spajic era el que más lastimaba en la visita y pasaba a ser el máximo artillero del juego, por el lado del local surgió como solución Javier Sánchez, tanto en ataque como en bloqueo.

García discutió un fallo del árbitro Mauricio Lueje y se fue expulsado -ingresó Badá-. En forma coincidente lo quebró Gigantes y llegó a ponerse 23-18, pero no pudo cerrarlo y fue la visita que con la potencia de Wallace, estableció el 27-25 y el final.


Comentarios


Gigantes no levanta cabeza de local