Gigantesca cadena humana pidió el fin del bloqueo

Miles de palestinos "abrazaron" el muro. Israel teme disturbios y aumentó la seguridad.

#

Los palestinos protestaron contra las medidas de represalia establecidas por Israel, que han dejado a la zona con escasez de energía y elementos básicos como medicina y alimentos.

JERUSALÉN/GAZA (DPA) - Miles de palestinos en la Franja de Gaza formaron ayer una cadena humana de decenas de kilómetros para protestar pacíficamente contra el creciente bloqueo impuesto por Israel desde que, el pasado junio, Hamas tomara el poder por la fuerza en el territorio.

La manifestación, organizada por un comité antibloqueo próximo al movimiento radical islámico, tuvo lugar en un día en el que, de nuevo, militantes palestinos lanzaron cohetes Kassam contra ciudades israelíes próximas a la Franja y en la que, en respuesta, ataques de la aviación israelí acabaron con tres miembros de Hamas.

Los organizadores de la cadena humana preveían entre 40.000 y 50.000 participantes aunque, en un día de mal tiempo, los medios israelíes hablaron de una asistencia mucho menor. No hubo estimaciones independientes.

La multitud se repartió a lo largo de unos 40 kilómetros en la carretera de Saladino, una de las principales y que une el norte con el sur de la Franja. Los presentes, entre ellos numerosos niños y jóvenes después de que se cancelaran las clases para facilitar la asistencia a la manifestación, llevaban carteles en inglés y árabe en los que se podía leer "Fin al bloqueo de Gaza ahora" o "Queremos leche, necesitamos alimentos".

"Esta manifestación es un mensaje para el mundo, para los europeos, para los árabes y para los judíos de que este bloqueo injusto tiene que acabar", dijo Ibrahim Salman, un escolar de 16 años, en la ciudad de Jabaliya.

Israel temía un asalto al puesto fronterizo de Erez, en el norte, que finalmente no se produjo. Las fuerzas de seguridad desplegaron en la frontera a miles de soldados y policías adicionales para evitar una avalancha similar a la registrada en enero, cuando militantes volaron por los aires el muro de separación con Egipto y cientos de miles de palestinos acudieron en desbandada al país vecino.

Sin embargo, la policía de Hamas cortó a los manifestantes el acceso al paso fronterizo. Según testigos, tan sólo unos 50 jóvenes consiguieron aproximarse a Erez, donde quemaron neumáticos y lanzaron piedras contra las tropas israelíes.

Los soldados contestaron disparando al aire y deteniendo a decenas de manifestantes. Desde hace ocho meses, Israel permite tan sólo la entrada en la Franja de Gaza de una cantidad limitada de alimentos, combustible y otros productos de primera necesidad.

En los planes del gobierno del primer ministro israelí, Ehud Olmert, se encuentra también reducir progresivamente el abastecimiento eléctrico a la Franja. Con ello, el Estado judío pretende forzar el fin del lanzamiento de cohetes Kassam y granadas de mortero contra ciudades israelíes próximas a la Franja.

Los ataques dejan víctimas tan sólo en raras ocasiones. Sin embargo, en Sderot, una de las ciudades más afectadas, los lanzamientos provocaron ayer heridas a un bebé y un niño de 10 años, que está grave. El gobierno de Olmert aprobó el domingo un plan especial para fortificar las fachadas de los edificios en Sderot y otras ciudades del desierto del Negev. Además, antes de 2010 comenzará a funcionar un sistema de defensa anticohetes conocido como "Iron Dome" ("Cúpula de Acero") que, según Olmert, será capaz de destruir en vuelo el 90% de los proyectiles lanzados desde Gaza.


Comentarios


Gigantesca cadena humana pidió el fin del bloqueo