Gnecco, duro con los árbitros





El titular de la Escuela de Arbitros, Abel Gnecco, criticó la actuación de dos de los réferis en la séptima jornada del Apertura y puntualmente calificó de «mala» la producción de Juan Pablo Pompei en el partido San Lorenzo-Arsenal.

Gnecco también dijo estar «preocupado» por la baja en el nivel del arbitraje argentino y pidió a los réferis que «ex

pulsen» a los jugadores que pegan «patadas y codazos», al aludir al golpe de Freddy Grisales sobre Ever Banega en el choque entre Colón y Boca.

«No puede ser que jugadores profesionales hagan esa semejante salvajada. Esos planchazos sin ninguna conciencia de lo que están haciendo. Eso no es fútbol. Tengo que tomar el asunto en mis manos», aseveró.

«Mala», calificó Gnecco al arbitraje de Pompei, y de la misma forma definió la del línea Héctor Rebollo, en el partido que terminó con la victoria de Arsenal 4-2 en el Nuevo Gasómetro, con incidencias de los fallos en los goles.

«Voy a tener que hablar con ellos. La única verdad es la realidad y estoy preocupado», dijo Gnecco. Al ser consultado por radio La Red sobre Federico Beligoy, a cargo del arbitraje en Colón 1-Boca 0, sostuvo que fue «un partido difícil» pero admitió que hubo «unos fallos que por no ver, se equivocó».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Gnecco, duro con los árbitros