Gobernó la irracionalidad

Surgen los fantasmas del pasado y la violencia en el Millo.

#

FBaires(Foto: Otra vez el caos. Los hinchas intentaron invadir la cancha en Liniers. )

River perdía 2-0, corrían 30 minutos del segundo tiempo y los fantasmas del pasado se hicieron presentes. Todos juntos. Por la irracionalidad de costumbre. Es que un grupo de hinchas millonarios se subió hasta lo más alto del alambrado, encapuchados, e intentaron saltar al campo. Suspender el partido, básicamente. Por tevé se pudo ver como uno de ellos sacaba las tuercas del alambrado para desarmarlo. Fue en ese instante que el árbitro Patricio Loustau detuvo momentáneamente el cotejo y entraron en acción los bomberos, quienes arrojaron agua contra los inadaptados. Los actos violentos no hicieron más que recordar aquel lamentable partido en Córdoba ante Belgrano, por la promoción pasada, cuando un grupo de violentos de River saltó a la cancha y todo se volvió un verdadero caos. Luego, ya en el estadio Monumental, los piratas sentenciaron la suerte del equipo de Núñez y los barras destruyeron las instalaciones, además de provocar todo tipo de desmanes en los alrededores. River atraviesa otra vez un momento complejo, el equipo no aparece y los hinchas perdieron ayer los estribos. El plantel fue silbado y casi todos los insultados cayeron en las espaldas del presidente Daniel Passarella y el técnico Matías Almeyda. Ahora se viene una semana complicada y dura para el equipo, en la previa a lo que será el clásico con Racing. Los protagonistas se fueron sin emitir palabras de Liniers y sólo habló David Trezeguet, quien dijo “entender” la bronca de la hinchada. Habrá que ver las medidas que toman los dirigentes y el propio entrenador en los próximos días.


Comentarios


Gobernó la irracionalidad