Gobierno boliviano cede ante la oposición

#

El gobierno de Morales busca destrabar la Constituyente.

LA PAZ.- El gobierno boliviano accedió ayer a una exigencia de la oposición sobre el sistema de votación de la nueva Constitución, que requerirá la aprobación de dos tercios de la Asamblea Constituyente, una transigencia encaminada a evitar un fracaso.

“Vamos a aceptar los dos tercios para aprobación de todos los artículos de la Constitución, artículo por artículo”, afirmó el presidente en ejercicio, Alvaro García, quien suple al gobernante Evo Morales, ausente con motivo de la ceremonia de investidura del presidente izquierdista nicaragüense, Daniel Ortega.

García dijo confiar en que, de esta manera, se desbloquee la situación de la Constituyente, que pasó los últimos cinco meses debatiendo sobre el reglamento de funcionamiento. Según el presidente en ejercicio, la propuesta gubernamental tiene por objetivo que Bolivia pueda contar con una nueva Constitución antes de agosto de este año, fecha límite fijada por el Congreso en abril del 2005.

En virtud del sistema de votación exigido por la oposición, serán necesarios los dos tercios de los votos (170 de los 255) en la Asamblea Constituyente, lo que requiere un consenso previo entre partidos.

Sin embargo, García advirtió que si antes del 2 de julio próximo no se ha aprobado la nueva Carta Magna por “la majadería de opositores intransigentes”, entonces el oficialismo retomará su planteamiento de aprobarla con el 50% más uno de los votos, es decir por 129 de los 255 asambleístas. (AFP)


Comentarios


Gobierno boliviano cede ante la oposición