Gobierno insiste: no acepta cambios al presupuesto

Camaño iría a la Justicia si ratifican denuncias de coima.



#

El debate se trasladaría el miércoles y jueves próximos al recinto del Congreso.

BUENOS AIRES (DyN).- El debate por el presupuesto 2011 ingresará la próxima semana en una instancia clave de definición que podría significar una agudización del enfrentamiento político entre el oficialismo y la oposición y ampliar la judicialización de la cuestión por las denuncias de sobornos.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió a advertir que si la oposición insiste con las modificaciones que pretende introducir al proyecto oficial de Presupuesto, a las que calificó de “engendros”, la Casa Rosada tomará “decisiones que garanticen el modelo” económico.

El ministro renovó, de esta forma, la posibilidad de que si el miércoles el oficialismo vuelve a fracasar en su intento de aprobar en la Cámara de Diputados el plan de gastos para 2011 girado por el Poder Ejecutivo, la presidenta Cristina Fernández podría prorrogar el Presupuesto vigente este año.

Para ese día, el bloque de diputados del Frente para la Victoria realizó el pedido de sesión especial para tratar el proyecto, luego de que en la madrugada del jueves último la oposición consiguiera prorrogar su aprobación retornando el proyecto a comisión.

El debate en torno del presupuesto 2011 quedó teñido de denuncias sobre supuestas presiones por parte de la Casa Rosada a algunos legisladores de la oposición para acompañar la iniciativa oficial e incluso la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, llegó a hablar de “la Banelco de Cristina”, en referencia a pago de coimas.

La Comisión de Asuntos Constitucionales citó para el miércoles a los diputados que denunciaron en la sesión haber sido presionados por el Poder Ejecutivo y la titular del cuerpo, Graciela Camaño, confió en que se pueda “dilucidar” lo ocurrido.

Pero la legisladora del peronismo disidente anticipó que si advierte la “comisión de un delito”, pedirá que intervenga la Justicia.

En tanto, desde el kirchnerismo el diputado Héctor Recalde (presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo) reclamó a los legisladores de la oposición que “den los nombres de los imputados” en las denuncias por supuestos intentos de sobornos para lograr la aprobación del presupuesto 2011. “Si hay sospecha por algo, sería bueno que se investigue”, sostuvo Recalde, quien estimó que “no puede haber impunidad ni en la denuncia, ni en la acción”.

Mediante su cuenta en la red social Twitter, el jefe de Gabinete sostuvo esta mañana que “el gobierno envió el único proyecto de presupuesto para 2011 y conforme a la tradición legislativa, debería haberse votado sin más trámite”. Tras confirmar que el FpV intentará aprobarlo sin modificaciones, aseveró: “Es posible que, los enemigos (no digo adversarios) sostengan los engendros que presentaron para pretender condicionar al Poder Ejecutivo. Que ni lo sueñen”. “En ese caso –advirtió– tomaremos decisiones que garanticen el modelo definido por CFK y los beneficios conquistados para los argentinos en estos siete años.”

Archivo


Comentarios


Gobierno insiste: no acepta cambios al presupuesto