Godoy Cruz perdió y quedó casi sentenciado

Luchó y hasta mereció el empate ante una U de Chile que es superior.





copa libertadores

El Tomba jugó de igual a igual ante un gran rival y por eso, a pesar de perder, se retiró reconocido por su gente.

MENDOZA.- Cruz del Sur tuvo vergüenza deportiva, luchó, sudó hasta el final y hasta mereció el empate. Pero lo cierto es que los tres puntos y la clasificación a los octavos de final de la Libertadores quedaron en manos de la gran Universidad de Chile. El 1–0 decretado en el Malvinas Argentinas dejó casi sentenciada la suerte del Tomba, que al cierre de esta edición esperaba un milagro en el choque entre Atlético Nacional y el eliminado Peñarol. El equipo colombiano pasa de ronda sumando un punto. Mientras, el chileno volvió a confirmar que es de los mejores del continente. Su fútbol es versátil y ofensivo y eso lo sufrió Godoy Cruz, sobre todos en los primeros 20’. La primera clara fue para la visita a los 11’, cuando Jorge Curbelo jugó mal para atrás y Sebastián Torrico –una de las figuras– debió jugársela mano a mano con Angelo Enríquez. Tres minutos más tarde avisó Gustavo Lorenzetti y sobre los 18’ Junior Fernandes estuvo a punto de amargar a los locales. El equipo de Nery Pumpido se veía superado cuando se produjo el apagón. Fueron unos diez minutos en las tinieblas, algo que le vino bien al local. Desde ahí, Godoy Cruz mejoró y comenzó a apretar a la defensa trasandina. Primero alertó Rubén Ramírez, después definió mal Leandro Caruso, sobre los 36’, y a los 44’ el dueño de casa tuvo una clarísima. Fue en una jugada de laboratorio: Torrico sacó del arco, Ramírez peinó la pelota, Caruso la metió en el área y Villar terminó la jugada entrando por derecha y sacando un tiro que se fue besando el palo. Todo hacía pensar que el Tomba se retiraría mejor a los vestuarios, pero el vendaval azul (anoche vestido de blanco) volvió a azotar. A los 46, Lorenzetti metió un paso bárbaro, Eugenio Mena definió y Torrico le ganó el duelo, pero la redonda quedó girando en el área y el juvenil Enríquez la mandó al arco. La última del PT fue del local: Ceballos gambeteó, tiró un centro y Ramírez se comió un gol increíble, con Herrera vencido. En el segundo tiempo Godoy Cruz mereció mejor suerte, porque tuvo coraje para ir en busca de un empate que no consiguió por ‘culpa’ de Herrera. El arquero le tapó un mano a mano a Facundo Castillón a falta de un puñado de minutos, pero antes el Tomba se perdió varias chances: a los 15, Caruso –de lo mejor– cabeceó a las manos del ‘1’ un córner y 8’ más tarde Tito Ramírez sacudió uno de los postes con un cabezazo; sobre los 33’ lo tuvo Villar en una jugada bárbara, pero su disparo se fue al lado de uno de los postes y a los 45 Ramírez no alcanzó a empujar un pase de cabeza de Castillón. Así, el Tomba quedó virtualmente eliminado de la Copa, pero se retiró con la frente alta y el reconocimiento de su gente.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Godoy Cruz perdió y quedó casi sentenciado