Godoy logró el título en una gran exhibición



#

El árbitro decreta la gran victoria del Rayo, quien se lució en el mítico gimnasio porteño de la FAB.

Gentileza

Dando una auténtica clase de boxeo, el centenariense Mauro Godoy venció antenoche al barilochense César Inalef y se consagró nuevo titular argentino de la división superligeros. La decisión fue unánime a favor del neuquino por 97-93, 99-93 y 99,5-93, quien fue despedido con una ovación del estadio de la Federación Argentina de Box (FAB) después de su estupenda exhibición. Desde el inicio de la pelea, al quinto descendiente de la Dinastía tuvo bien claro el argumento y cumplió a rajatablas lo planificado. Puso todas las variantes de ataque. Llegó claro con los rectos, aplicó el cross con solvencia y el uppercat fue una alternativa más que válida para abrir la defensa del nativo de Bariloche. Fue demoliendo poco a poco a un rival más experimentado, quien en la previa partió como favorito pero nunca tuvo alternativas para contrarrestar a un Rayo más explosivo que nunca. La pelea sufrió el quiebre a partir del quinto capítulo, cuando Godoy asumió el protagonismo y desplegó todo su bagaje ante un público exigente y en su gran mayoría en contra. Inalef, con una hemorragia nasal que complicó su rendimiento, no encontró nunca la vuelta para revertir el desarrollo. Intentó prenderse buscando una mano salvadora, pero Mauro no le dio ninguna opción. Cuando la voz del anunciador desde el centro del ring decretó su victoria, El Rayo se trepó a los brazos de papá Bruno y lo festejaron como nunca. La dolorosa caída de su hermano Billi hace apenas unas semanas en la FAB caló hondo y este triunfo llegó como un bálsamo mas que aliviador. “Esto es para vos Billi. Ahora te toca recuperar lo que es tuyo. Estoy feliz, porque cumplí uno de mis sueños, por mi familia y por todos aquellos que me motivan a ser cada día mejor”, soltó orgulloso el nuevo campeón, uno más para Centenario. (L. A.)


Comentarios


Godoy logró el título en una gran exhibición