Golpe a Gadafi: renuncia otro alto diplomático libio

El designado representante ante Naciones Unidas dijo que no aceptaría ese ni ningún otro puesto del gobierno. Ayer, el ministro de Exteriores Mussa Kussa -hombre de confianza del régimen- voló a Inglaterra y renunció a su puesto.

#

Foto AP

LIBIA

La oposición a Moamar Gadafi sufrió reveses sobre el terreno por tercer día consecutivo el jueves, pero tuvo a su favor la segunda renuncia de un diplomático jerárquico en otros tantos días, señal de que se abren grietas en los más altos niveles del régimen.

Alí Abdessalam Treki, ex canciller y presidente de la Asamblea General de la ONU, fue designado representante de Libia ante las Naciones Unidas tras una serie de renuncias a comienzos de la insurrección, pero Treki, quien se encuentra en El Cairo, dijo que no aceptaría ese ni ningún otro puesto del régimen.

“No debemos permitir que nuestro país caiga en un destino desconocido’’, dijo en un comunicado que publicó en varios sitios de internet opositores. “Nuestra nación tiene el derecho de vivir en libertad, democracia y una buena vida’’.

El canciller libio Musa Koussa voló a Inglaterra desde Túnez el miércoles y el gobierno británico dijo que había renunciado, lo que fue confirmado por Trípoli el jueves. Hombre de confianza de Gadafi y conocedor de los resortes íntimos del régimen, Koussa podría ser fuente de información de primer orden, aunque Londres se negó a prometerle inmunidad en caso de iniciársele un proceso.

“Creemos que el régimen se derrumba internamente’’, dijo el vocero opositor Mustafa Gheriani en Bengasi, la capital de hecho de los rebeldes.

Añadió que Gadafi es “un lobo herido y un lobo herido es mucho más peligroso que un lobo sano, pero esperamos que las deserciones continúen y creo que quedará sin nadie a su alrededor’’.

Los funcionarios libios que en principio negaron la deserción de Koussa, dijeron que renunció porque padece diabetes e hipertensión. El vocero oficial Musa Ibrahim dijo que recibió permiso para ir a Túnez y el régimen se enteró con sorpresa que había volado a Londres.

“Hable con mucha gente y no es una noticia feliz, pero la gente dice, ‘¿qué importa? Si alguien quiere renunciar, la decisión es suya’’’, dijo Ibrahim.

Los países que participan de la campaña internacional de ataques aéreos consideraron la renuncia de Koussa una señal de debilidad del régimen.

Koussa “puede brindar información crucial sobre el pensamiento actual de Gadafi y sus planes militares’’, dijo Tommy Vietor, vocero del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense. La deserción “demuestra que la gente del entorno de Gadafi comprende que su régimen está sumido en la confusión’’.

Abdelila Al-Khatib, enviado especial del secretario general de la ONU Ban Ki-moon, arribó el jueves a Trípoli, dijo el vocero Farhan Haq. Se esperaba que pudiera hablar con la oposición, dijo Haq sin entrar en detalles.

Agencia AP


Comentarios


Golpe a Gadafi: renuncia otro alto diplomático libio