Golpeó a un asaltante y casi lo matan de un tiro

Un comerciante enfrentó a un ladrón y le pegó un "planazo" con una cuchilla. Su cómplice, asustado, le disparó al cuello



#

Al momento del asalto, en el comercio se encontraban alrededor de diez personas. Por fortuna no hubo que lamentar heridos de gravedad.

ROCA (AR).- Un comerciante salvó su vida de milagro, luego que enfrentara a dos delincuentes y golpeara a uno de ellos con una cuchilla carnicera. Sin embargo, nunca debe haber imaginado que por el susto, uno de los jóvenes ladrones le iba a efectuar un disparo de arma de fuego, que le rozó el cuello y por fortuna no le provocó heridas mayores.

La víctima recibió las curaciones de rigor, y los médicos constataron que el balazo, por milímetros, no pudo en riesgo su vida. Y fue tal el susto que sufrieron los ladrones ante la reacción del comerciante, que salieron corriendo del lugar, olvidándose incluso una bolsa con dinero en efectivo que una de las empleadas había entregado, mientras era encañonada.

El intento de robo se produjo el miércoles alrededor de las 20.45, en el mercado "La Bombonera", que se encuentra ubicado en Bahía Blanca y Epifanio de esta ciudad.

En el lugar estaban el propietario, el carnicero, la cajera, otros dos empleados y tres o cuatro clientes, cuando ingresaron dos personas jóvenes que portaban armas de fuego y cubrían sus rostros.

Inmediatamente encañonaron a sus víctimas, mientras dos empleados y los clientes eran llevados a un sector posterior del comercio. A todo esto, la cajera también era encañonada, por lo que

se le exigió que entregara el dinero que había en la caja. La mujer obedeció, y en una bolsa plástica puso cerca de 600 pesos.

Cuando parecía que todo finalizaba con la concreción del robo, los delincuentes tuvieron un segundo de distracción que fue aprovechado por el dueño del comercio, quien tomó la cuchilla carnicera y le dio un certero "planazo" a uno de los malvivientes. Ante semejante golpe, el ladrón abandonó el lugar a la carrera, mientras que su cómplice, también sorprendido por la reacción, realizó un disparo que alcanzó a rozar en el cuello al dueño del local.

Tras esto, siguió los pasos de su cómplice a la carrera. Lo insólito es que ambos se dejaron la bolsa con el dinero de la recaudación que les había entregado la cajera.

Una vez que los efectivos de la comisaría 31 fueron alertados del robo, montaron un operativo por los alrededores, aunque no se produjeron detenciones.

Por los datos que manejaba la policía, los delin


Comentarios


Golpeó a un asaltante y casi lo matan de un tiro