Golpes en el aula: un joven de Roca fue atacado con un hierro en la cabeza



ROCA (AR).- La ola de violencia que inunda diariamente la realidad argentina tuvo un nuevo y lamentable episodio en un colegio secundario nocturno de Roca. Fue el viernes, cuando una joven aplicó un duro golpe con un hierro en la cabeza de un compañero con el que aparentemente estaba discutiendo.

El preocupante foco de agresión en el ámbito educativo se registró en el CEM 111 del barrio J. J. Gómez, según confirmaron fuentes policiales luego de la denuncia que presentó la madre de la víctima. De acuerdo a la descripción de los hechos que escuchó personal de la subcomisaría 68, todo se desencadenó el viernes a la noche en el establecimiento ubicado en la intersección de Félix Heredia y Villegas. El intercambio de palabras entre dos alumnos terminó abruptamente cuando la adolescente, de 15 años, golpeó a uno su compañero de curso con una barra de hierro. La agresión se produjo dentro de una de las aulas del establecimiento y en pleno horario de clases, algo que no encontraba una explicación coherente para la familia del muchacho, que se presentó en la unidad policial muy ofuscada por la ausencia de controles para evitar que se produzcan reacciones de esta magnitud. A pesar de la conmoción inicial por el golpe en la cabeza, se supo que el joven agredido -de 17 años- no sufrió lesiones de gravedad. La denuncia del acto de violencia fue realizada durante la misma noche del viernes por la madre del alumno, que se presentó en la subcomisaría 68 del barrio. Efectivos de la fuerza de seguridad investigaban ayer detalles sobre lo ocurrido y no se descartaba que en las próximas horas citaran a declarar a la menor acusada, ya que la presentación contó con detalles sobre su identidad. Si bien el chico agredido no sufrió heridas de gravedad, el acontecimiento no carece de seriedad, ya que se suma a una seguidilla de casos de violencia en los establecimientos escolares perpetrados por los alumnos. No hace mucho tiempo, los padres de alumnos de la escuela 56 de barrio Campamento se quejaron públicamente porque sus hijos sufrían ataques y amenazas, obligándolos incluso a pagar “peaje” para evitar que se repitan los golpes. En esa oportunidad plantearon la posibilidad de no enviar a sus hijos a clases si no cesaban las intimidaciones.


Comentarios


Golpes en el aula: un joven de Roca fue atacado con un hierro en la cabeza