Goye presentó su esperada reforma tributaria

El presupuesto de este año alcanzará los $ 285.464.323.



#

Omar Goye y parte de su gabinete participaron de la presentación de, entre otras cosas, el presupuesto 2012.

Alfredo Leiva

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intendente Omar Goye remitió ayer al Concejo Municipal su propuesta de reforma tributaria, que incluye varios cambios en las fórmulas de cálculo de las tasas de Servicios y de Inspección, Seguridad e Higiene, además de crear la polémica “contribución del turista”, que podría recaudar unos 7 millones de pesos por año. El paquete llevó largas semanas de trabajo al área de Hacienda y también comprende el presupuesto anual 2012, una ordenanza de emergencia económica y financiera para facilitar el “desendeudamiento” municipal y un nuevo pedido de autorización para girar en descubierto. Respecto de esta última iniciativa Goye espera una aprobación inmediata en el Concejo, ya que el pago de los sueldos y aguinaldos depende de los adelantos bancarios, que el municipio demanda mes a mes. Los ediles ya anticiparon que para el resto de los proyectos se tomarán todo el tiempo que demande la complejidad técnica de cada tema. En el caso del presupuesto la Carta Orgánica obliga a llamar a audiencia pública. Goye dijo que la última modificación de las ordenanzas fiscal y tarifaria data de hace 16 años y que el nuevo esquema procura cumplir con los preceptos de la “progresividad de los tributos”, mediante una carga mayor sobre los contribuyentes con alta capacidad contributiva. En el caso de la TISH -que recae sobre todas las habilitaciones comerciales-, la aspiración del Ejecutivo es incrementar los ingresos en un 20%, aunque no está claro cómo afectará en lo puntual a cada contribuyente. Goye explicó que la idea es eliminar el cobro a partir de una alícuota sobre la facturación, con la declaración jurada de la empresa como único soporte. En adelante la base imponible conjugará el monto facturado, con los metros cuadrados del comercio y la cantidad de mano de obra empleada. El municipio también tiene previsto “cruzar datos” con lo declarado por los contribuyentes a otras jurisdicciones tributarias como la provincia y Nación. En cuanto a la tasa de Servicios Retribuidos, los inmuebles serán gravados a partir de una “fórmula polinómica” que tendrá en cuenta los metros lineales de frente, la valuación fiscal “municipal” (y no provincial), la categoría y la zona geográfica. El extenso proyecto también incluye actualizaciones en el monto de otros muchos tributos, como los derechos de construcción, la licencia de conducir y las habilitaciones comerciales. Establece además gravámenes nuevos a las antenas de comunicación y al uso de espacio aéreo. En relación con el presupuesto anual, Goye propuso un equilibrio entre ingresos y egresos por valor de $285.464.323. Estimó que el gasto en personal será de 184,4 millones de pesos y representará el 64,4% del total de erogaciones. A la obra pública destinará otro 11,33% y al pago de deuda 12,4%. Entre los ingresos de jurisdicción municipal se destaca el aporte de la tasa de inspección con 36,03 millones de pesos; mientras que la tasa de Servicios aportaría 17,1 millones. Por coparticipación provincial y nacional se espera obtener 102,04 millones de pesos, por regalías 6,69 millones y por el fondo sojero otros 11,62 millones. El proyecto de “desendeudamiento”, en tanto, prevé en su primer artículo la declaración de emergencia “institucional, económica, financiera y administrativa” del municipio.


Comentarios


Goye presentó su esperada reforma tributaria