Black Friday: Suscribite a tu diario y lee sin límites

Gran Bretaña y Dinamarca inician el repliegue de Irak

EE. UU. y Blair sostienen que es por la "mejora en la seguridad"




#

Estados Unidos aumenta sus efectivos en el Golfo, mientras el resto de sus socios se retira en cuanto puede.

WASHINGTON (AFP) - La administración Bush saludó ayer la decisión del primer ministro británico, Tony Blair, de comenzar a retirar un tercio de las tropas de su país de Irak, al tiempo que el vicepresidente Dick Cheney estimaba que el anuncio del retiro era una señal de los avances que se habían dado en el país para terminar con la violencia.

Blair anunció ayer un calendario del comienzo de la retirada de los soldados británicos, cuyo número pasará de 7.100 a 5.500 durante la próxima primavera, mientras que el nuevo plan estadounidense para dar más seguridad a Irak es muy criticado en Estados Unidos. Blair sufrió la caída de su popularidad en Gran Bretaña desde que decidió respaldar a Bush en la invasión del 2003 y se rumorea incluso que deberá adelantar la entrega de su gobierno.

El retiro británico de cerca de 1.600 soldados se ha hecho posible, insistió Blair, por la transferencia de cada vez más responsabilidades a los iraquíes, particularmente las concernientes a la seguridad. Un portavoz del Pentágono, Bryan Whitman, dijo que dicho retiro no implicará movimientos de tropas estadounidenses hacia la zona de la que se retiran los británicos.

Dinamarca anunció su decisión de retirar en agosto su batallón de 430 hombres. Lituania y Letonia también anunciaron que estudiaban retirar el grueso de sus contingentes militares de Irak antes del verano boreal. Corea del Sur también retiraría sus efectivos en breve. Por el contrario, Australia, Repú

blica Checa y Rumania reafirmaron su compromiso con la coalición dirigida por EE. UU. (ver aparte)

"Lo que veo es que se trata de la confirmación de que las cosas van bastante bien en algunas partes del país", declaró Cheney a la cadena estadounidense de televisión ABC que lo entrevistó en Japón, en donde se encuentra de visita oficial.

Por su parte, la Casa Blanca aseguró que el anuncio británico no era interpretado como un ]golpe bajo], sino como un signo de los progresos en Irak


Comentarios


Gran Bretaña y Dinamarca inician el repliegue de Irak