Grassi desviaba donaciones hacia el penal donde está preso

La revelación provocó allanamientos y suspensiones.



#

El cura está preso por corrupción de menores en la fundación Felices Los Niños.

ARGENTINA

Aunque Julio César Grassi está detenido, sigue manejando los hilos de la fundación Felices Los Niños. Desde prisión pide a sus colaboradores que desvíen donaciones al penal de Campana.

De esa manera, él puede tener una vida “lujosa” en prisión. El programa “Periodismo para Todos” de Jorge Lanata mostró el domingo por la noche cómo el religioso pasa sus días hoy: dispone de una oficina pegada a la despensa del penal. Allí tiene cama, baño privado, escritorio y computadora. Da órdenes a través de sus tres celulares. En su celda, además, tiene un led de 21 pulgadas, un frigobar y un caloventor.

Anoche se produjeron nuevos allanamientos en una de las sedes de la Fundación Felices Los Niños.

Según indicaron fuentes del caso, los procedimientos tuvieron lugar en la sede del Hogar San Juan de Dios, ubicada en Charlone al 700, en Colegiales, donde también funcionaría el sistema telefónico de donaciones.

Efectivos de la Policía Federal dependientes de la Superintendencia de Investigaciones fueron convocados por la fiscal de Morón a cargo de la causa para investigar si se desviaron donaciones de la fundación hacia la cárcel de Campana, donde cumple arresto el cura Grassi por corrupción de menores.

En el 2009 una jueza civil había ordenado el cierre de esa sede del hogar de menores de edad por supuestas vejaciones, abusos y malos tratos que habrían sufrido los 37 niños alojados allí. Unos doce niños se resistieron a ser desalojados y la jueza terminó aceptando que los menores de edad quedaran allí bajo el cuidado del Arzobispado de la Ciudad de Buenos Aires.

En este marco, la jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense, Florencia Piermarini, apartó ayer del cargo al responsable de la Unidad 41ª de Campana, luego de las denuncias por desvío de donaciones hacia ese penal.

Voceros del Servicio Penitenciario confirmaron anoche que la medida involucra el “apartamiento preventivo” de Raúl Garnica de la conducción de la Unidad 41ª para “garantizar la transparencia de la investigación”.

El lugar de Garnica será ocupado transitoriamente por el jefe del complejo penitenciario Campana hasta que sea designado el nuevo responsable de la unidad penal en la que se encuentra alojado el cura, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual contra menores de edad bajo su guarda.

La decisión del apartamiento de Garnica fue tomada por la jefa de los penitenciarios, quien ayer a la mañana estuvo reunida con el gobernador Daniel Scioli cuando se resolvió la intervención de la fundación Felices Los Niños.

(DyN)


Comentarios


Grassi desviaba donaciones hacia el penal donde está preso